Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Probable Gobierno liberal-laborista en la República de Irlanda

El próximo Gobierno de la República de Irlanda deberá ser dirigido por Garret Fitzgerald, jefe del partido liberal centrista Fine Gael, si obtiene, como parece muy probable, el apoyo del Partido Laborista, según subrayaban ayer en Dublín medios políticos solventes.

Las elecciones generales del pasado miércoles, las terceras en dieciocho meses, no otorgaron mayoría absoluta a ninguna de las formaciones políticas que concurrieron a aquéllas, y el futuro Gobierno irlandés no quedará formado hasta al menos el próximo 14 de diciembre, fecha en la cual será convocado el nuevo Dail, Parlamento de Dublín.Sin embargo, el conjunto de los medios de comunicación juzgaba ayer que el partido nacionalista de centro, Fianna Fail, al que pertenece el primer ministro saliente Charles Haughey y que ha perdido el 3% de los votos en provecho de la oposición Fine Gael-Laboristas, se encuentra casi en situación de imposibilidad de formar el Gobierno de nuevo.

El nuevo Parlamento de Dublín estará compuesto, presumiblemente, por 75 diputados del Fianna Fail, que pierde seis escaños; setenta diputados del Fine Gael, que gana seis; 16 diputados del Partido Laborista, que gana dos escaños, y cinco escaños para diversas formaciones independientes y de izquierda. La mayoría es de 83.

Charles Haughey reconoció el jueves que era "probable" que tuviera que ceder el poder a una coalición entre el Fine Gael y el Partido Laborista. Ello, según desea el Fine Gael, depende ahora del criterio de los laboristas, que no mostrarán su decisión definitiva hasta el próximo 12 de diciembre, durante una conferencia extraordinaria del partido.

Los laboristas decidirán

El Partido Laborista, que dirige el ex miembro de la selección irlandesa de rugby Dick Spring, de 32 años, debería, en principio, según el conjunto de los medios de información, aceptar esta fórmula de un Gobierno de coalición con Garret Fitzgerald, que ya lo formó desde junio de 1981 a enero de 1982. Pero los laboristas podrían optar por apoyar a un Gobierno ministerial de Fine Gael sin participar en él.Habría una posibilidad para que el Partido Laborista no se asociase directamente a un Gobierno presidio por Garret Fitzgerald, que habrá de adoptar medidas draconianas para luchar contra la inflación, el déficit presupuestario y el endeudamiento exterior; tres aspectos que han estado en el centro de las elecciones provocadas por la caída del Gobierno de Charles Haughey el pasado 4 de noviembre, precisamente a propósito del voto de un presupuesto muy riguroso.

Desde hace casi dos años, Irlanda busca una mayoría estable para poner en marcha un programa de reorientación que todo el mundo juzga necesario: la inflación oscila alrededor del 14% y el paro abarca al 12% de la población laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 1982

Más información

  • El ex primer ministro Garret Fitzgerald principal aspirante a formar Gobierno