Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosón inauguró ayer en El Escorial el centro de datos de la policía

El ministro del Interior, Juan José Rosón, inauguró en la mañana de ayer en El Escorial el centro de proceso de datos y de informática de la Dirección General de la Policía, cuyo coste se ha elevado a 1.500 millones de pesetas. Durante más de dos años se ha trabajado para poner en funcionamiento este centro, en el que quedará procesada toda la información policial que, hasta el momento, se había mantenido archivada de forma primaria. La puesta en funcionamiento de este centro agilizará enormemente la labor policial que, en este campo, ha sido hasta el momento considerada como "tercermundista".El nuevo centro de datos de la Policía cuenta con cinco ordenadores de gestión, cinco ordenadores de comunicación, dos ordenadores de entrada de datos, sesenta unidades de discos magnéticos, treinta unidades de banda magnética e impresión por láser, así como otros medios.

Allí quedarán procesados todos los datos necesarios para la investigación policial: personas, hechos, objetos implicados en acciones delictivas, control de fronteras, conexión con Interpol, terrorismo, datos sobre identificación criminal, identificación civil, seguridad ciudadana, puntos de interés policial, logística, alarmas y todo un sinúmero de datos necesarios para la labor policial, cuya eficacia será incrementada gracias a la rapidez que permite este sistema para recibir información.

Hasta el momento, han sido situadas terminales en la mayoría de las grandes ciudades españolas, aunque todavía muchas ciudades carecen de conexión con este sistema.

El ministro del Interior se trasladó después a Avila donde visitó a los policías alumnos del VIII curso especial de adiestramiento para zonas conflictivas, a quienes expresó que "en la lucha contra el terrorismo, la frontera en la acción policial es la legalidad vigente, que es lo que ustedes representan".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1982