Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona emitirá deuda en el mercado japonés

El Ministerio de Finanzas de Japón ha autorizado al Ayuntamiento de Barcelona a emitir deuda en el mercado japonés por valor de veinte millones de dólares -equivalentes a 2.400 millones de pesetas-, cifra máxima permitida por la legislación de aquel país, durante el primer trimestre de 1983. La autorización definitiva de esta operación, que será formalizada en los próximos meses, fue confirmada el pasado martes en Londres al teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Pasqual Maragall, durante una reunión financiera convocada por los principales bancos europeos que operan con eurodólares.El crédito en tramitación a favor del Ayuntamiento de Barcelona ha sido calificado de "muy favorable" por los responsables municipales, quienes confirman la voluntad de la Corporación Municipal de Barcelona de no limitar su financiación al mercado interior. La operación se efectuará con un interés fijo anual del 8,5%. La reglamentación crediticia japonesa autoriza un máximo de tres emisiones mensuales de deuda y el Ayuntamiento de Barcelona ha obtenido la autorización oficial de aquel país más rápidamente de lo habitual. También el Instituto de Crédito Oficial ha sido autorizado para la emisión de deuda en el mercado japonés en el primer trimestre de 1983.

La continuidad del crédito internacional, a pesar de la crisis bancaria, atribuida especialmente a la situación bancaria de Argentina y México, fue la principal determinación adoptada en la reunión celebrada en Londres. El crédito, no obstante, aumentará su selectividad y el tipo de interés en función de las garantías ofrecidas por los prestatarios.

A la reunión, organizada por la revista Euromoney y promocionada por los siete grandes bancos que operan con eurodólares, entre los que se hallan el Crédit Suisse, la Banca Nacional de París, el Banco de Inglaterra y el Chase Manhattan, asistieron alrededor de quinientas personas relacionadas con el mundo financiero europeo. Se hallaban presentes el vicepresidente del Fondo Monetario Internacional, el director del Banco de Inglaterra y directivos de los bancos promotores y de empresas prestatarias, entre ellas las principales compañías eléctricas.

Entre los asistentes a la reunión dominaba el análisis positivo de la situación política española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1982