Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La victoria socialista

Convèrgencia saca en estas elecciones cuatro senadores más y los socialistas uno

El PSC-PSOE, con nueve senadores, y la coalición Catalunya al Senat, con siete, se reparten en Cataluña los dieciséis escaños de representación senatorial que le corresponden. Respecto a 1979, los socialistas consiguen un senador más, mientras que CiU obtiene cuatro más, ERC mantiene dos escaños y la UCD catalana pierde los cuatro que tenía, tres en Lérida y uno en Tarragona.La principal sorpresa del escrutinio ha sido que el candidato a senador de Catalunya al Senat por Barcelona, en representación de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Josep Maria Pi-Sunyer Cuberta, ha sido el elegido. Pi-Sunyer obtuvo alrededor de diez mil votos por delante de los otros dos miembros de la coalición, representantes de Convergència Democrática.

La explicación más plausible a este hecho es la hipótesis de que los votantes de ERC no habían votado a los representantes de CiU en su propia coalición, sinó únicamente a Pi-Sunyer y, además, a los socialistas. Se queda, pues, sin escaño el ex presidente del Futbol Club Barcelona y conocido industrial textil Agustí Montal, sobre cuya personalidad volcó Convergència gran parte de su esfuerzo propagandístico.

El reparto de senadores, salvo cambios en el escrutinio final, queda configurado de la siguiente manera: Barcelona, Josep Aridreu Abelló (PSC-PSOE), Alexandre Cirici (PSC-PSOE), Jordi Maragall (PSC-PSOE) y Josep Maria Pi-Sunyer (Catalunya al Senat). En Gerona, Francesc Ferrer Gironés (PSC-PSOE), Josep Rahola (Catalunya al Senat), Narcís Oliveras (Catalunya al Senat) y Ramon Sala Canadell (Catalunya al Senat).

En Lérida los socialistas sacaron a Josep Ball Armengol yArnadeu Claria Esteban; Catalunya al Senat tiene a Manuel Ferrer y Joan Simó. En la circunscripción de Tarragona tienen escaño en el Senado los socialistas Carlos Barral, Rafael Nadal y Josep Vidal (Pep Jai), además de Carles Andreu Abello, de Catalunya al Senat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 1982