Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:MÚSICA CLÁSICA

Espléndido Haydn de Baciero

Rodeado por todas partes, hasta en el escenario, de un público joven y entusiasta, Antonio Baciero ha desarrollado su recital Haydn. Este concierto era el segundo de un ciclo dedicado a Joseph Haydn (1732-1809) organizado por la Fundación Juan March, de Madrid, en su sede de la calle de Castelló, 77. Con él se conmemora el 250º aniversario del nacimiento del gran compositor austriaco, figura decisiva en las formulaciones estilísticas y formales del clasicismo vienés.El pianista castellano demostró con creces, desde el punto de vista interpretativo, su filiación artística vienesa. En la capital de Austria trabajó Baciero en sus años jóvenes junto a algunos pianistas de reconocido prestigio como intérpretes del repertorio clásico. El Haydn de Baciero tiene muchas casualidades, pero resplandecen la gran limpieza de ejecución, el equilibrio de planos y sonoridades. Baciero otorga a esta música cristalina y fluida, sobriamente emotiva, todas las virtudes musicales que seguramente deseó su autor.

Piezas inéditas

Por otra parte, como convenía en el homenaje a un compositor -Haydn- admirado en la España de su tiempo, el recital de Baciero nos brindó la posibilidad de escuchar algunas piezas inéditas, provenientes de manuscritos conservados en archivos y bibliotecas españoles y extranjeros, algunas de las cuales fueron editadas recientemente por el propio Baciero, merced a su otra encomiable faceta musicológica. Buen ejemplo de ello fueron las dos sonatas extraídas de Las siete palabras de Cristo en la Cruz, obra escrita por Haydn a solicitud española, pero de la que apenas se conocía su versión pianística, hallada manuscrita en el archivo de San Francisco de Bolonia.

En definitiva, un concierto de gran interés por las novedades aportadas a la conmemoración, pero más aún por las impecables versiones de Baciero.

El ciclo Haydn continúa. Habrá dos conciertos en miércoles sucesivos. El primero de ellos, dedicado a los tríos con flauta (con el grupo que forman Antonio Arias, el pianista Luciano González Sarmiento y la cellista Pilar Serrano), que viene a completar el aspecto camerístico, tan importante en Haydn, ya iniciado con la intervención en el ciclo del Cuarteto Hispánico Numen. El concierto de clausura, a cargo del Grupo de Cámara de la Orquesta Filarmónica de Madrid, será dirigido por Isidoro García Polo, con Wladimiro Martín como solista de violín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 1982