Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de El Salvador, Alvaro Magaña, propone a la guerrilla que entregue las armas

El presidente salvadoreño, Alvaro Magaña, lanzó ayer un llamamiento a la guerrilla para que deponga las armas y se incorpore al "proceso de reconstrucción nacional". La guerrilla salvadoreña inició hace cinco días lo que se considera su mayor ofensiva contra el Gobierno desde febrero de 1980, y controla, al menos, cinco localidades al norte del país.

Las fuerzas gubernamentales están tratando de recuperar el territorio perdido y han reforzado sus ataques en la zona, utilizando la aviación y la artillería contra las poblaciones capturadas por el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional.Según la radio de la guerrilla, las localidades de Las Vueltas, Perquín, Torola, San Fernando y Berlín, situadas en los departamentos de Chalatenango, Morazán y Usulután, están en manos suyas. Afirma que en la operación fueron capturados 107 soldados gubernamentales, incluidos varios oficiales y doscientas armas de todos Ios calibres. Afirma también que fue puesta fuera de combate una compañía de 124 hombres.

Con relación a la recuperación por parte del Ejército de la región del volcán Guazapa, la radio citada ha precisado que las fuerzas gubernamentales sufrieron un elevado número de pérdidas.

Por otro lado, en el curso de operaciones efectuadas en otros puntos del país, incluida la capital, los guerrilleros causaron graves daños a varias centrales telefónicas y dinamitaron un poste de alta tensión, con lo que dejaron sin luz a la región oriental del país.

La ofensiva guerrillera ha obligado al Ejército a reforzar su vigilancia en la capital y algunas zonas rurales, movilizando a 5.000 hombres, ante el temor de que se produzcan nuevos ataques y accione. de sabotaje con motivo del tercer aniversario del derrocamiento del general Carlos Humberto Romero. El 15 de octubre de 1979 se apoderó del poder un grupo de jóvenes oficiales, encabezados por loa coroneles Adolfo Majano -actualmente en el exilio- y Jaime Abdul Gutiérrez, que está en situación de disponible.

Precisamente en el acto -que conmemoró el viernes este hecho, el presidente Magaña hizo un llamamiento a los guerrilleros para que entreguen las armas y se reincorporen al proceso de reconstrucción nacional.

Magaña acusó a las guerrillas de ser los únicos "que no quieren aceptarla voluntad del pueblo manifestada el 28 de marzo y el 15 de septiembre de este año, por eso les hago este nuevo llamamiento para que se incorporen al proceso de pacificación nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1982

Más información

  • Violenta ofensiva militar de los rebeldes