Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAÍS VALENCIANO

Las islas Columbretes dejarán de ser centro de maniobras militares

Los bombardeos sobre las illes Columbretes, importante paraje natural situado a 35 kilómetros de la costa de Castellón, cesarán definitivamente. El Ministerio de Defensa, a través de la Secretaría General para Asuntos de Política de la Defensa, ha comunicado a la Diputación de Castellón que no existe objeción alguna para acceder a la petición formulada por dicha corporación el pasado mes de julio.

La Diputación de Castellón aprobó en su pleno del mes de julio, por unanimidad, una moción presentada el mes anterior por el grupo de diputados socialistas. En dicha moción se pedía el cese definitivo de los bombardeos sobre las illes Columbretes o, en caso de que los ejercicios de tiro fueran imprescindibles, que se cambiara el blanco de tiro. El nuevo blanco quedaría emplazado en el paraje marino denominado Plaer de la Barra Alta, situado a ocho millas del archipiélago y a veinte de la costa, con un fondo de diez metros, que facilitaría el anclaje del blanco. Ahora el Ministerio de Defensa ha aceptado tal petición y, al parecer, terminarán los bombardeos sobre las Columbretes.

Las illes Columbretes son un archipiélago de origen volcánico, en el que anidan las aves migratorias y pueden encontrarse especies únicas, tanto marítimas como terrestres. El lcona, por medio de su ingeniero jefe, Julio García Rojo, ha promovido un estudio para declarar la zona reserva natural. Los últimos bombardeos sobre las islas datan del mes de abril pasado, y ya en marzo de 1978 la revista Valencia Semanal denunció ejercicios de tiro del Ejército americano sobre el archipiélago. Ello motivó las protestas de las instituciones de Castellón, entidades, cofradía de pescadores y grupos ecologistas. Estas protestas ahora han sido escuchadas en parte por el Ministerio de Defensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1982