Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos españoles pasarán a Roma la decisión final sobre la visita de Juan Pablo II

No habrá decisión final sobre la visita de Juan Pablo II a España en la reunión que hoy celebra la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal. Según declaraba ayer el secretario general, Fernando Sebastián, lo único que pretenden es analizar las diferentes soluciones apuntadas por los obispos, sin intentar forzar una postura unánime, y trasladar posteriormente a Roma las distintas hipótesis para que allí decidan.

"La voluntad de los obispos es que el viaje se haga cuanto antes", añadía el prelado, "pero también que se lleve a efecto en las mejores condiciones para lograr sus objetivos pastorales sin alterar la marcha de la vida española". Lo que no parece fácil es encontrar una fórmula que aúne elementos tan dispares, ya que para muchos la realización del plan previsto supondría una alteración de la campaña electoral. "La consideración de uno u otro de esos distintos factores explica la división de opiniones que se constata entre los obispos españoles", comentaba Fernando Sebastián, tratando de desdramatizar la variopinta gama de posicionamientos que ofrece el episcopado español.El portavoz de los obispos recordó que la complicada situación en que se encuentra el viaje de Juan Pablo II a España no ha sido creada por la Iglesia española, sino que le ha venido impuesta por la convocatoria anticipada de las elecciones generales. Pese a todo, "el deseo expreso es acabar cuanto antes con la incertidumbre actual", aunque también reconoció que, dado el carácter deliberativo de la reunión de hoy, el proceso de clarificación puede seguir abierto. También desmintió que esté previsto que algún delegado del episcopado español se desplace a Roma para comunicar el resultado de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal. Pese a todas esas rebajas sobre la importancia de la reunión de la Comisión Permanente, otras fuentes episcopales interpretan esta discreción como una prudente reserva sobre el resultado final, habida cuenta de la diversidad de posturas ya manifestadas, pero están convencidas que de la reunión de hoy saldrá una propuesta concreta de los obispos españoles sobre la que decidirá el Vaticano. En cualquier caso, la decisión final pasará de la calle de Añastro, sede de la Conferencia Episcopal, a la plaza de San Pedro.

A la Conferencia Episcopal han llegado unas quinientas cartas y telegramas que se suman a alguna de las tres soluciones posibles, y para hoy se espera una manifestación de partidarios del viaje del Papa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1982

Más información

  • Presentarán al Papa varias soluciones sobre su viaje