Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

La mayoría de los políticos en desacuerdo con la anticipación de las elecciones

La disolución de las Cortes no ha sorprendido a las diferentes formaciones políticas del país, aunque sí ha provocado numerosas críticas por el hocho de la anticipación de los comicios. Es queja prácticamente unánime el abandono de la tramitación de los estatutos de autonomía que quedaban pendientes y la coincidencia de la campaña electoral con la visita del Papa.

Felipe González, a quien sorprendió la noticia en viaje por la República Federal de Alemania, comentó: "Hay una lógica en la disolución. Nosotros pensábamos que era posible agotar la legislatura si el Gobierno estaba en condiciones de garantizar la buena marcha, pero se ha producido un agota miento de la fórmula de gobierno que representa UCD. Lo único se riamente lamentable es que no dé tiempo a completar el mapa autonómico. Ante una iniciativa como ésta, la pregunta que debemos hacernos es si al país le conviene realmente adelantar el proceso electoral en cinco meses y, desde el punto de vista del interés general, debo decir que la respuesta es afirmativa. Yo quiero pensar que el razonamiento que habrá presidido esta decisión del Gobierno no estará basado en argumentos tácticos, como el de la posibilidad de dificultar el proceso de organización de los nuevos partidos, el CDS y otros, sino en un cálculo respecto a la posibilidad de realizar una labor de Gobierno en un clima de fugas parlamentarias permanentes".El partido gubernamental hizo público un comunicado señalando que "la disolución es correcta porque la legislatura está políticamente agotada y en consecuencia era lógico que,.en cualquier momento, pudiera el presidente del Gobierno hacer uso de la facultad de propuesta de disolución que constitucionalmente le corresponde".

Jaime Ballesteros, vicesecretario general del PCE, consideraba precipitada la decisión: "Pero no coge por sopresa a nadie. Lo que nos preocupa o extraña de esta decisión es su relación con el viaje del Papa, porque la coincidencia de fechas puede dar lugar a que alguien trate de explotarlo en su beneficio".

Alianza Popular facilitó la siguiente nota de Prensa: "Alianza Popular ha manifestado repetidas veces con claridad, como hace siempre, su punto de vista, que es contrario a la disolución anticipada de las cámaras. Producido el hecho, que es por otra parte perfectamente constitucional y que se comprende muy bien dada la trituración del partido del Gobierno por parte de sus propios inventores, ya no es el momento de discutir su oportunidad sino de proceder en consecuencia." Por su parte Manuel Fraga, que se encontraba ayer en Galicia, se limitó a manifestar: "Tenemos las elecciones a la vista y lo único que debe preocupamos es prepararnos para ganarlas."

El presidente del Centro Democrático y Social, Adolfo Suárez, dijo que la decisión de Calvo Sotelo sobre la disolución de las Cámaras añade mas dificultades a las muchas que tiene el CDS. Suárez añadió que no sabe si ha existido algún detonante para esta decisión, pero que en ella "es lícito que entren ingredientes partidistas y pueden haber influido problemas del partido".

Sobre si se consideraba responsable de esa decisión, después del trasvase de diputados de UCD al CDS, Suárez negó esa posibilidad y recordó que esos diputados seguían a disposición incondicional del partido del Gobierno en los temas parlamentarios.

Por último, y comentando la coincidencia del viaje del Papa con la campaña electoral, Suárez dijo que entendía que la presencia del Pontífice en esos momentos no era adecuada, "porque pueden existir personas o entidades que quieran instrumentar los mensajes y los discursos de su Santidad".

PDP: "Iremos en coalición con Alianza Popular"

Oscar Alzaga, líder del PDP, declaró: "Entiendo que es un reconocimiento explícito de que UCD ha fracasado en el intento de su reconstrucción interna. Creo que la disolución se ha hecho más en base a los intereses de UCD como partido que en los de la colectividad. Alzaga afirmó que su partido irá en coalición "como mínimo con AP, y puede ser que con alguna otra formación".A Francisco Fernández Ordóñez, líder del PAD, la noticia le sorprendió en Santa Pola, donde no quiso hacer declaraciones, y se limitó a entregar a la Prensa un comunicado: "El PAD considera lógica la disolución de las cámaras y la convocatoria anticipada de elecciones. No nos beneficia, pero comprendemos que la posición del Gobierno era insostenible y nos parece lógica esta decisión."

Antonio Garrigues, presidente del Partido Demócrata Liberal, declaró: "Nuestro partido preveía que las elecciones serían entre el 20 y el 30 de noviembre. La anticipación no nos alegra, pero tampoco nos preocupa, porque la labor fundamental de implantación del partido ya está realizada. Sobré las posibles alianzas electorales, hoy es todavía pronto para definirse."

Xabier Arzallus, presidente del Consejo Nacional del PNV, declaró: "A nosotros nos da igual, porque estamos permanentemente movilizados. Electoralmente, la anticipación nos favorece".

Antoni Comas, de Convergencia Democrática de Cataluña, declaró que considera la decisión como un paso imprescindible. "Lo contrario sería poco sensato."

Emilio Pérez, secretario de información del PSA, calificó la decisión de "frivolidad política" y dijo que "el hecho de que un partido esté en descomposición no justifica que se tenga que llamar al electorado cada vez que el Gobierno se encuentre débil". Por su parte, Fuerza Nueva se limitó a manifestar su intención de acudir a las urnas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de agosto de 1982

Más información

  • Suárez considera que la coincidencia del viaje del Papa con la campaña electoral no es adecuada