Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Polisario afirma haber dado muerte a 150 marroquíes en Smara

Tras un largo silencio de comunicados militares, el Frente Polisario y el Gobierno marroquí han dado a conocer ayer, simultáneamente, un ataque de proporción considerable llevado a cabo por los saharauis, el pasado domingo, en las proximidades de la localidad de Smara. El comunicado de la República Arabe Saharaui Democrática afirma que este incidente se saldó con cerca de 150 muertos y heridos marroquíes, y la destrucción de un importante material ofensivo, incluidos varios órganos de Stalin, compuestos por cohetes de alcance medio.Los efectivos saharauis lograron interceptar una columna marroquí en el exterior del cinturón defensivo del llamado Sahara útil, que se extiende a lo largo de 450 kilómetros, entre los contrafuertes de la cadena montañosa del Uarkiz, al sur de Marruecos, y la localidad de Bojador, en el Sahara occidental. El Polisario afirma que, después de cinco horas de hostigamiento, los marroquíes retrocedieron al interior del muro, abandonando 32 camiones y otros vehículos, varias piezas de artillería de 105 y 155 milímetros y numerosas armas ligeras. Según la versión marroquí, la columna atacada sufrió siete bajas, pero logró causar "grandes pérdidas, en hombres y material, en las filas enemigas".

Si bien este ataque del Polisario ha tenido como escenario el exterior del muro defensivo del Sahara, ello demuestra que un intento marroquí de pasar a una nueva fase de su dispositivo militar en la ex colonia española, saliendo de la protección del muro, ha sido rechazado de inmediato, con cuantiosas bajas. El incidente viene a consolidar la tesis saharaui, según la cual los marroquíes están con denados a permanecer en el interior del muro de la vergüenza y reforzar su sistema de detección, ante la eventualidad de un ataque de gran envergadura contra ese cinturón defensivo.

En opinión de los medios diplomáticos de la capital argelina, aunque esta operación del Polisario tiene una importancia relativa en el plano militar, permite a los saharauis reactivar el interés político de este conflicto, a pocas semanas de la cumbre de la Organización para la Unidad Africana, que, salvo sorpresas, debe celebrarse en Trípoli. Las unidades saharauis han estado hostigando esporádicamente a las defensas marroquíes, en preparación de un asalto al muro; para ello necesitan un material ofensivo capaz, no sólo de salvar la barrera, sino también de neutralizar las medidas de detección electrónica y antimisil de que dispone el cuerpo expedicionario marroquí. Argelia y Libia han reforzado militarmente al Polisario, aunque ambos países parecen partidarios de lograr, a través de la OUA, una negociación política entre Marruecos y la RASD, lo que permitiría evitar un previsible enfrentamiento en torno al muro. Este último está compuesto por dos terraplenes de tres a seis metros de altura, un foso intermedio muy dificil de salvar para un vehículo todo-terreno, y una zona minada. A intervalos de pocos kilómetros se hallan puestos marroquíes, que disponen de sistemas de detección muy perfeccionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1982