Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía sospecha de la extrema derecha como autora de las explosiones ocurridas ayer en Madrid

Las investigaciones policiales apuntan hacia la posibilidad de que sean activistas de extrema derecha los autores de las cuatro explosiones provocadas en la madrugada del lunes contra dependencias del Ministerio de Defensa, aunque en el día de ayer ningún grupo reivindicó los atentados. Los daños ocasionados por estas explosiones no han sido evaluados hasta el momento, aunque según fuentes del Ministerio de Defensa sólo han producido leves desperfectos materiales en los respectivos inmuebles. Por otra parte, la Triple A reivindico ayer en un comunicado a este periódico el atentado contra dos autobuses escoceses que se encontraban aparcados en Torremolinos.

Las explosiones en Madrid comenzaron pasadas las dos de la madrugada del lunes. El primer artefacto hizo explosión en un edificio oficial de la calle del Cardenal Herrera Oria, número 370. Casi de forma simultánea, otros dos artefactos explosionaron en sendos locales de la calle de López de Hoyos, número 370, y de la avenida de Trajano, número 3, y media hora más tarde se registró la cuarta explosión, en una dependencia situada en la calle de Miguel Aracil, número 68.Ninguna de las explosiones causó heridos. Los artefactos, de escasa potencia, no causaron daños de importancia, si bien las ondas expansivas ocasionaron, en algunos casos, roturas de cristales en los edificios próximos a los lugares donde fueron colocadas las bombas.

Instalaciones poco importantes

Las instalaciones afectadas por estas explosiones forman parte de un esquema ya marginal del Ministerio de Defensa, y alguna de ellas ya se encontraba fuera de servicio, lo que ha inducido a pensar a la policía que sus autores no intentaban provocar grandes daños, sino llamar la atención. Este dato, así como la técnica utilizada en estos atentados, hace pensar a la policía que estos hechos son obra de grupos de la extrema derecha, que posiblemente intente crear tensiones durante la celebración del Mundial de Fútbol.Los locales del Ministerio de Defensa afectados por estos atentados son los siguientes:

- Calle del Cardenal Herrera Oria, 334: el taller de reparaciones eléctricas del CESID (Centro Superior de Investigación de la Defensa), que mantiene vigilancia en su interior en prevención de posibles robos.

- Calle de Miguel Aracil, 70: aulas para enseñanza de técnicos de seguridad, en las que se imparten diversos cursos a personal perteneciente a unidades militares y a sociedades civiles dedicadas a esta especialidad.

- Calle de López de Hoyos, 370: antiguo laboratorio electrónico del Ministerio de Defensa, actualmente fuera de servicio.

- Avenida de Trajano, 3: edificio perteneciente al extinguido Alto Estado Mayor, en el que existe un almacén de mobiliario y material fuera de uso procedente de diversos centros adscritos al citado ministerio.

Según pudo saber este periódico, el dispositivo de seguridad adoptado durante estas fechas con motivo de la celebración del Mundial de Fútbol no ha sido modificado a causa de estas explosiones, ya que cubre con suficientes garantías los centros y dependencias de importancia. Unicamente, manifestaron los responsables de este dispositivo de seguridad, estos atentados han servido para mantener en alerta este sistema con el fin de evitar cualquier posible incidente en Madrid. Asimismo, se ha reforzado la vigilancia en las ciudades-sedes del Mundial en prevención de cualquier atentado como el ocurrido en la madrugada del lunes en la localidad malagueña de Torremolinos.

Al parecer, existen varias pistas relativas a los autores de estas cuatro explosiones, ya que algunos vecinos de los locales afectados aseguran haber visto esta madrugada un Seat-850 cuyos dos ocupantes infundían sospechas, y también otro vehículo sospechoso, marca Toyota y de matrícula extranjera. La composición de los artefactos no ha podido ser conocida, ya que el equipo de desactivación de explosivos de la Policía Nacional no ha encontrado restos delos mismos, aunque se sospecha que pudiera, ser Goma 2.

Atentado contra dos autocares escoceses

Dos autocares escoceses de la empresa Trisentol ardieron a las tres de la madrugada de ayer, cuando estaban aparcados en la Avenida Impeirial de Torremolinos, junto al hotel donde están alojados los hinchas que vinieron desde Escocia, a presenciar los partidos del Mundial. La organización Triple A se ha atribuido el hecho, en una llamada telefónica efectuada a EL PAIS.El comunicado dado ayer tarde a este periódico dice así: "Reivindicamos atentado en Torremolinos contra dos autobuses británicos y seguiremos poniendo artefactos no sólo en autobuses británicos sino en coches particulares (británicos), en respuesta a las Malvinas y Gibraltar. Será un verano antibritánico".

A pesar de la intervención de los bomberos, los autocares quedaron prácticamente destruidos. La policía investigó el hecho, pero sin resultado positivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 1982

Más información

  • La triple A reivindicó el atentado contra dos autobuses esoceses en Torremolinos