Cartas al director
i

Ciudadanos normales

Tenemos "menos de treinta años o treinta y pico", o no muchos más. Vivimos "solos o en parejas", en pisos que "ocupamos durante algún tiempo". Accedemos en ocasiones "a medios que no nos son propios (por ejemplo: ministerios, iglesias, comisarías de Policía, etcétera ... ) para luego salir de ellos". Podemos llevar, a veces, "bolsas de deporte". No siempre hacemos "vida vecinal o de barrio", aunque procuramos "saludar y comportarnos correctamente con la vecindad". Además, sospechamos que es muy posible que no estemos comprendidos en lo que el excelentísimo señor ministro del Interior considera "elementos normales".Por ello, nos sentimos amenazados en nuestra libertad y seguridad personal por la nota del Ministerio del Interior, difundida profusamente en Prensa, radio y televisión, incitando a la "colaboración ciudadana en la lucha contra el terrorismo", máxime cuando se induce a la práctica de dicha colaboración denunciante ofreciendo como recompensa 10 millones de pesetas.

Consideramos que esta actitud de las autoridades, lejos de contribuir a defender la libertad y la seguridad de los ciudadanos, extiende un clima generalizado de terror y sospecha que puede degenerar en todo tipo de situaciones coactivas y amenazantes y, a la vez, fomentar la insolidaridad ciudadana al hacer de la delación una práctica habitual./

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 1982.

Lo más visto en...

Top 50