Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El 'abrazo de Tardienta'

El llamado "abrazo de Tardienta" es la unión de dos grandes ríos pirenaicos (Gállego y Cinca) con el canal de Monegros. Es el punto clave del mítico plan de riegos del Alto Aragón y el que logra el objetivo propuesto: la regulación de los principales ríos de la margen izquierda del Ebro y el aprovechamiento conjunto de sus caudales por compensación entre cuencas. Supone además la llegada del agua a Monegros II, prácticamente un desierto geográfico con una alta tasa de emigración.El plan de riegos del Alto Aragón está considerado como el proyecto más ambicioso de cuantos se han aprobado en España y fue fruto, en buena parte, de las ideas regeneracionistas del aragonés Joaquín Costa. La ley que lo aprobó el 7 de enero de 1915 -sancionada por el Rey Alfonso XIII- daba en su artículo tercero un plazo máximo de ejecución de veinticinco años, pero pronto se vio que la envergadura de la obra superaba las previsiones iniciales y así el proyecto sufrió sucesivas modificaciones.

En la actualidad su zona de influencia abarca 175.000 hectáreas de regadío, en lugar de las 300.000 que estaban previstas en sus comienzos. Se apoya en tres sistema -canales del Cinca, Gállego y Monegros- para regar lo que constituye prácticamente el eje central sobre el Ebro en las provincias de Huesca y Zaragoza.

El canal del Cinca, con los embalses de Mediano y El Grado, aporta anualmente una media de 1.600 hectómetros cúbicos de agua. A través de casi noventa kilómetros construidos, conduce las aguas hasta Tardienta donde se unen con las del Gállego. Este a su vez encuentra en su cauce las presas de Ardisa, Lanuza, Pubal y La Peña, para derivar por un canal de siete kilómetros al pantano de La Sotoneda, capaz de embalsar 190 hectómetros cúbicos. Aquí precisamente nace el canal de Monegros, que tiene ya tres tramos construidos y un cuarto en ejecución (73 kilómetros de los 130 proyectados).

Para llevar a cabo este complejo sistema ha sido preciso además hacer veintitrés kilómetros de túneles y dos de acueductos. El de Alcanadre -460 kilómetros de longitud y 54 de altura- se construyó por un sistema nuevo en España, el denominado de lanzamiento. La distancia de sesenta metros entre sus siete pilares constituye un récord mundial. En este ambicioso y postergado proyecto, el Estado ha invertido hasta ahora 28.000 millones de pesetas y serán precisos otros tantos para completar el plan.

Lo que ahora queda es, precisamente, Monegros II, el desierto que espera la ejecución de 65.000 hectáreas de regadío para detener la oleada emigratoria masiva que ha marcado ha esta zona de Aragón en los últimos años. Lo fundamental del "abrazo de Tardenta" es que el agua se va a situar al sur de la sierra de Alcubierre y va a permitir el riego del Monegro más conocido, después de 67 años de espera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 1982