Rosón solicitó un informe sobre el aplazamiento del plan de protección especial para Telefónica

El director de la Seguridad del Estado, Francisco Laína, fue informado el lunes por la policía de que la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) había solicitado el aplazamiento temporal de un servicio de protección especial que, incluido en el dispositivo del Mundial-82, tendría que haber sido puesto en marcha el pasado 15 de abril en las instalaciones de Ríos Rosas, de Madrid, tres días después voladas por ETAm. Este hecho fue puesto de inmediato en conocimiento del ministro del Interior, quien pidió un informe por escrito.La revelación de estos datos coincide con el debate que se inicia hoy en el Congreso de los Diputados sobre la escalada terrorista, en el que están previstas las intervenciones del presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, y del ministro del Interior, Juan José Rosón.

ETA Militar se responsabilizó el martes por la noche de todos los últimos atentados perpetrados en el País Vasco, Cataluña y Madrid, entre los que figura la destrucción parcial, en la madrugada del pasado domingo, de las instalaciones de Telefónica en la calle de Ríos Rosas.

En cuanto a los nuevos datos sobre el plan de seguridad del Mundial-82 relacionado con Telefónica, este periódico supo que el director de la Seguridad del Estado, al ser informado por la policía del aplazamiento, se lo comunicó al ministro del Interior, Juan José Rosón, quien pidió que se realizara un informe escrito al respecto.

La información facilitada por la policía a Laína indicaba que, en las reuniones sostenidas en los grupos de trabajo constituidos sobre la seguridad del Mundial de Fútbol, representantes de la compañía Telefónica habían propuesto el aplazamiento por un mes del plan de protección de las instalaciones de Ríos Rosas. Esta sugerencia se hizo valorando criterios exclusivamente técnicos, ya que esta central no estaba considerada dentro del capítulo de prioridades de la compañía.

El informe escrito solicitado por Laína para el ministro Rosón fue entregado al día siguiente, precisamente al mismo tiempo que la información aparecía publicada en EL PAIS y cuando se producían las primeras quejas por parte del presidente de Telefónica, Salvador Sánchez Terán, que se trasladó a la Dirección de la Seguridad del Estado en dos ocasiones a lo largo del día.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS