Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disidentes del PNV crean el colectivo 'Euzkotarrak' para recuperar la pureza sabiniana

Cuatrocientas personas, pertenecientes a la autodenominada corriente sabiniana del PNV, y en su mayoría expulsados o voluntariamente separados de la disciplina del partido, se reunieron el domingo en una comida organizada en Portugalete (Vizcaya) por el colectivo Euzkotarrak, formado por disidentes nacionalistas que reprochan a la dirección oficial del partido nacionalista haber "traicionado la lucha por la independencia de Euskadi".

La comida, deliberadamente inscrita por sus promotores en la tradición vasca de ligar la gastronomía con la política -no en vano Sabino Arana expuso por primera vez su doctrina en una cena celebrada en el txakolí de Larrazábal, cerca de Bilbao, en 1893-, sirvió para sondear las opiniones de los presentes de cara a la posible creación de un nuevo partido político.La voluntad de los organizadores, entre los que figuraban los antiguos miembros de la dirección del partido en Vizcaya, Josu Arenaza y Ramiro Cardona, opuestos al sector que acabaría por encabezar Xavier Arzallus -de enlazar con situaciones anteriores-, se translució en la advocación a los nombres de Luis de Arana y Elías Galastegui, a quienes se rendiría homenaje en la convocatoria del acto. Luis de Arana, hermano del fundador del nacionalismo vasco y verdadero inspirador de la nueva doctrina, se dio de baja del partido dos días antes de la constitución del Gobierno autónomo de 1936, en protesta por lo que consideraba excesivas concesiones del nacionalismo a la legalidad republicana. Elías Gallastegui encabezó en 1921 una escisión que propugnaba la vuelta a los ideales independentistas del aranismo primitivo y fundó en los años treinta el movimiento yagi-yagi, que con los años sería. el inspirador de la primitiva ETA. En el acto del domingo, en el que participaron como invitados sendos representantes de Acción Nacionalista Vasca y Herri Batasuna, los oradores hicieron un llamamiento al diálogo entre los distintos sectores que siguen hoy reclamándose de la consigna independencia, que presidió la comida desde una gran pancarta.

La orientación del grupo Euzkotarrak, caracterizado por el intento de compaginar una ideología ultrarradical en el aspecto nacionalista con posiciones fuertemente conservadoras en los temas sociales y de costumbres, podría ilustrarse con la nota que el pasado sábado hizo pública dicho grupo respecto al acatamiento de la Constitución por parte de los parlamentarios del PNV.

"El juramento o promesa dada, ya que no entraremos en discusiones semánticas de la lengua invasora, supone una traición patriótica de imprevisible alcance", puede leerse en la nota. "En estricto sentido nacionalista", dice también el escrito de Euzkotarrak respecto del juramento de la Constitución, "consideramos finiquitado el proceso de españolización a que los actuales dirigentes han sometido al PNV durante los últimos cinco años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 1982

Más información

  • En su mayoría son personas expulsadas o separadas voluntariamente del partido