Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Médicos e incompatibilidades

El día 3 leí en su diario la noticia sobre la votación del proyecto de ley de Incompatibilidades en la Comisión de Presidencia del Congreso, y no puede menos que dejarme estupefacto; vamos, de piedra. Como puede ser que se excluya de esa ley o proyecto a los médicos.Es inconcebible que con ello se legitimen situaciones anómalas, que son de conocimiento general, de profesionales que perciben dos o más sueldos de la Administración, y no ya con diferente horario, sino en el mismo, pero diferente ubicación.

Además, los argumentos utilizados en su defensa son de un cinismo evidente y, desde el punto de vista deontológico, inaceptables. Cuando existe un considerable número de médicos en paro o subempleados, otros ocupan varios puestos de trabajo, donde su rendimiento se verá mermado por razones obvias.

¿Y cómo se pueden consentir y reconocer presiones de unos grupos de profesionales en beneficio propio y en detrimento de otros,

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

incluidos los consumidores de salud pública?¿Cómo es posible que personas o grupos autotitulados demócratas, que hablan de justicia social, defiendan este proyecto de ley? En este sentido creo que no sirven las izquierdas o derechas, ya que cualquier ciudadano demócrata y defensor de la Constitución debería obligatoriamente exigir las incompatibilidades a todos los niveles sin distinción.

Claro que, detrás, el objetivo que se vislumbra con estas y otras maniobras parecidas es la privatización de la Seguridad Social, aunque el Gobierno lo niegue, sin interesarle organizar seriamente todo lo concerniente a salud pública, ya que lo que le interesa es su deterioro.

Por otro lado, es diferente el ejercicio libre de la profesión, con distinto horario, por supuesto, y que puede estar en su derecho.

Con este proyecto de ley se definen perfectamente los partidos parlamentarios de la derecha en cuanto al nivel de reforma que puede alcanzar bajo su gobierno o mayoría la Administración pública.

Y así no habrá manera de ser un país moderno, democrático y justo para todos los ciudadanos. /

Médico ad Pasa a la página 14

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS