España, entre los países prioritarios para recibir ayuda militar de EE UU

Estados Unidos triplicará la ayuda militar a España, para el año 1983, con la concesión global de 415,5 millones de dólares -unos 41.500 millones de pesetas-, destinando la mayor parte de los créditos para la compra de material militar norteamericano. España, que recibió 144 millones -unos 14.400 millones de pesetas- en 1982, figura entre los nueve primeros países considerados como prioritarios para la ayuda militar exterior por parte de Washington, según anunció el secretario de Estado, Alexander Haig, ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.El importante incremento, en forma de donaciones, créditos y subvenciones, debe contemplarse bajo la perspectiva del ingreso de España en la Organización del tratado del Atlántico Norte (OTAN) y del plan general de modernización de las Fuerzas Armadas españolas. También depende de la ultimación de los anexos al futuro acuerdo de defensa España-EE UU, que sustituirá al tratado de amistad y cooperación, actualmente en prórroga hasta el próximo 21 de mayo.

Fue en virtud del tratado bilateral que, para el año fiscal 1982, España recibió de Estados Unidos un total de diecisiete millones de dólares de donaciones (unos 1.700 millones de pesetas), otros 125 millones para créditos destinados a la compra de material militar a EE UU (unos 12.500 millones de pesetas) y otros dos millones de dólares para entrenamiento de tropas (unos doscientos millones de pesetas).

En el caso de los créditos, cuya línea podría verse considerablemente aumentada, los tipos de interés son análogos a los practicados en el mercado comercial bancario, situando su única ventaja en la garantía de concesión del préstamo para compra de material bélico norteamericano.

El total de créditos militares al exterior propuestos por la Administración al Congreso es de 8.700 millones de dólares (unos 870.000 millones de pesetas).

Junto con España figuran en la lista de prioritarios Israel, Egipto, Turquía, Grecia, Pakistán, El Salvador, Corea del Sur y Sudán. También figuran en la lista de beneficiarios, por vez primera desde la ex Administración del presidente Carter, países que habían sido marginados por su política de violación de los derechos humanos, como Chile, Argentina y Guatemala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de marzo de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50