Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nombrados los nuevos directores de las empresas nacionalizadas francesas

Desde ayer, las industrias y los bancos nacionalizados por el Gobierno socialista son operacionales. El Consejo de Ministros nombró las dos docenas de personalidades de la economía y de la finanza que dirigirán esos grupos. Los criterios de competencia primaron sobre las consideraciones políticas al elegir a los administradores generales del sector nacionalizado.Tras la promulgación de la ley y su aparición en el Boletín Oficial del Estado la semana pasada, el Gobierno remató ayer la primera fase de las nacionalizaciones: cinco grupos industriales, dieciocho bancos y los dos establecimientos de crédito más importantes (Paribas y Suez), lo que hace del sector nacionalizado francés el más importante de todos los países capitalistas. Este sector representa alrededor del 18% del producto nacional y, cualitativamente, es de anotar que de las quince empresas galas más importantes, sólo cuatro quedan en el sector privado.

El Consejo de Ministros aprobó lo que, de antemano, habían decidido el presidente, François Mitterrand, y el primer ministro, Pierre Mauroy: la designación de lo que aquí se denominan los PDG (presidentes directores generales). Este último acto de las nacionalizaciones era importante, porque desde hace nueve meses esas empresas han vivido en la inquietud de su suerte, y porque algunos han temido que los nuevos directores fueran ideólogos y no expertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de febrero de 1982