GENTE

Paul Guinard,

crítico de arte francés, que pasaba por ser uno de los mejores conocedores contemporáneos de la obra de Zurbarán, ha resucitado momentáneamente gracias a un lapsus de la Diputación Provincial de Sevilla. Al dar cuenta a la prensa de las actividades culturales programadas para 1982, los máximos dirigentes de la izquierda que gobiema la Diputación ofrecieron el nombre de Guinard como uno de los conferenciantes que acudirían a la capital andaluza para participar en los actos conmemorativos del centenario de Bartotomé Esteban Murillo. Un programa realmente imposible, porque Paul Guinard murió hace cinco años en Madrid, víctima de un accidente de tráfico, según se encargó de aclarar de inmediato el asesor artístico de la corporación, informa José Aguilar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de enero de 1982.