Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosón afirma que para 1984 la policía estará perfectamente dotada para combatir el terrorismo

El ministro del Interior, Juan José Rosón, quien se trasladó ayer sábado a Palma de Mallorca para asistir a la clausura de las terceras jornadas sobre competencias municipales en materia de seguridad ciudadana, pasó revista a la situación en que actualmente se encuentra la lucha contra el terrorismo en España, asegurando que los cuerpos de Seguridad del Estado contarán con una preparación y dotaciones perfectas para dar la gran batalla a los enemigos de la democracia en 1984. "Sin embargo", puntualizó, "en estos momentos se están consiguiendo importantes resultados, aunque no estemos totalmente preparados".En relación con el secuestro de José Lipperheide, Rosón señaló que los cuerpos de seguridad están poniendo el mismo empeño en el esclarecimiento del caso que el demostrado en la liberación del doctor Julio Iglesias. No obstante, se negó por razones de seguridad a facilitar más detalles sobre el mismo.

Juan José Rosón, que había sido invitado por los organizadores de estas terceras jornadas municipales, entregó ante el plenario un anteproyecto de ley sobre el reglamento de las policías municipales, que deberá ser objeto de negociación entre la Administración central y la federación nacional de municipios, que no difiere mucho del espíritu ni de la letra del confeccionado por los 120 representantes de los 80 ayuntamientos españoles con más de 25.000 habitantes que se han dado cita desde el pasado día 22 hasta ayer en Palma de Mallorca.

En total fueron presentadas tres ponencias y un anteproyecto de reglamento a lo largo de los tres días de debates de que han constado estas jornadas. Por el ayuntamiento de Madrid, José Barrionuevo, segundo teniente de alcalde, y Rafael de Vera, delegado de Seguridad y Policía Municipal presentaron los planes municipales de protección civil, en cuyas conclusiones se contempla que la figura del alcalde será la máxima autoridad a nivel local de la protección civil.

Una segunda ponencia fue presentada por el teniente alcalde de Valencia Virginio Fuentes cuyas conclusiones señalan la necesidad de rechazar el esquema de falta-castigo y la urgencia de crear sensibilidad hacia el problema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de enero de 1982