Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva huelga de dos días en los ferrocarriles británicos

Los ferrocarriles británicos quedaron ayer, de nuevo paralizados por dos días. Los 25.000 maquinistas de British Rail protagonizaron otra huelga para lograr sus reivindicaciones salariales. Por otra parte, los mineros de este país parecen haber rechazado la amenaza de una huelga.

Los maquinistas habían paralizado el tráfico viario durante tres días la semana pasada, y ayer, decidieron otra huelga de dos días para la semana entrante. Todos los esfuerzos para llegar a una solución han fracasado, si bien se prevé la posibilidad de crear una comisión de arbitraje.British Rail prometió en agosto a estos trabajadores una subida salarial de un 11 %, pero parte de este incremento, según la empresa, estaba ligado a una mejora de la productividad, especialmente en lo que se refiere a la flexibilidad de los turnos de trabajo. El sindicato de los ingenieros de locomotoras rechaza esta interpretación de los hechos y se muestra dispuesto a proseguir con sus huelgas intermitentes, que vienen a costar unos 1.700 millones de pesetas diarias a la British Rail.

Ayer, con un tiempo más cálido que la semana pasada, los numerosos viajeros que utilizan los trenes de cercanías para venir a trabajar a Londres pudieron llegar a sus oficinas y fábricas sin grandes dificultades, en coches particulares y otros medios de locomoción.

Todas las miradas están, sin embargo, centradas en los mineros. El martes, retrasados por el temporal, votaron los mineros del sur de Gales, tradicionalmente los más militantes, la petición de sus líderes sindicales de acudir a una huelga si fuera necesaria, para lograr su reivindicación de una subida salarial de un 23%. Hoy se conocerá el resultado a nivel nacional, pero todo parece indicar que los mineros británicos se conformarán con la oferta de un 9,3% de la Junta del Carbón.

Huelga ferroviaria en Portugal

El tráfico ferroviario entre España y Portugal se verá afectado entre las tres horas de hoy y las tres horas del próximo día 23, como consecuencia de la huelga que mantendrán los ferroviarios del vecino país, informa Europa Press.

La compañía estatal Renfe ha informado que los trenes españoles que realizan servicio directo entre los dos países mantendrán los itinerarios normales y los horarios habituales en territorio español, hasta y desde la frontera. Los viajeros que lleguen en los trenes españoles a la frontera portuguesa serán transbordados a autocares para continuar viaje a destino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 1982