Un español, medalla de oro del Salón de Inventores de Ginebra

Un inventor español, Ramón Galindo, ha conseguido recientemente su tercera medalla de oro consecutiva del anual Salón Internacional de Invenciones y Nuevas Técnicas, de Ginebra, tras la presentación de un sistema denominado provisionalmente como kinegrafía (de kinesis, movimiento, y grafos, dibujo).

El sistema, según lo define su autor, es en realidad una especie de truca (aparato para la animación en cine tanto de dibujos como de objetos tridimensionales) supersimplificada, lo que la puede convertir en especialmente apta y asequible para ser manejada por niños desde los ocho años de edad.El principal elemento de la truca es una cámara capaz de funcionar fotograma a fotograma (o disparo a disparo). La escena que va a ser animada se rueda alterando ligeramente entre cada uno de aquéllos la posición del objeto filmado. Durante la proyección, esos fotogramas se perciben como una toma continua gracias a la persistencia retiniana del ojo (retención de una imagen durante un instante después de haber desaparecido), dando la impresión de una secuencia encadenada. En la cámara desarrollada por Galindo han sido suprimidos todos los elementos considerados como superfluos en los tomavistas de formato super 8 (objetivo de distancia focal variable), motor de arrastre, etcétera, para actuar como truca, lo que puede convertir el sistema, como decimos, en especialmente asequible a cualquier bolsillo, ya que, según su autor, «no debe sobrepasar las 10.000 pesetas cuando se encuentre en la calle ».

La cámara, que va montada sobre una columna similar a las utilizadas por las ampliadoras de fotografía, con su correspondiente dispositivo de registro para la animación de dibujos, permite adoptar una posición para fotografiar objetos tridimensionales, como muñecos, pequeños juguetes, etcétera, lo que la convertirá en especialmente atractiva a la gente joven. Para Galindo, que declara haber recibido apoyo del CEDETI (organismo dependiente de la Administración) para la fabricación en España del sistema, éste puede tener un gran interés no sólo como juguete, sino también como medio de ayuda a la docencia en centros escolares. En dos ediciones anteriores del certamen, el autor español había conseguido sendas medallas de oro con un sistema de aprendizaje y refuerzo durante el sueño y con una máquina para colocar pernios y bisagras, que fue la medalla de oro en 1980.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de diciembre de 1981.

Lo más visto en...

Top 50