Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

International Harvester ha comprometido el 50% de sus inversiones en ENASA

International Harvester (IH), la primera firma norteamericana de automoción pesada, proseguirá con toda normalidad su calendario de inversiones en la Empresa Nacional de Autocamiones, SA, (ENASA) -de la que ostenta el 35% de las acciones-, pese a los problemas financieros que la casa matriz está atravesando en su país de origen, según declaró ayer a EL PAIS el consejero delegado de la sociedad, Carl F. Levy.

VALVERDEHasta el momento, la empresa norteamericana y ENASA han desembolsado o comprometido más del 50% de la inversión que ambas empresas tienen previsto destinar al proyecto común que, con el nombre de Pegaso International, fabricará en España 60.000 motores de tamaño medio. El dinero invertido o comprometido hasta la fecha asciende a cerca de 200 millones de dólares (unos 20.000 millones de pesetas).Según Carl F. Levy, ENASA ha adquirido ya los terrenos para la construcción de la nueva planta (a un precio de 460 millones de pesetas), que estará situada en el término municipal de Torrejón de Ardoz, a unos cinco kilómetros de donde se encuentra una de las factorías de la empresa. En esta nueva planta, de la que saldrá fabricado el primer motor en el año 1984, está previsto que trabajen unos mil empleados, que casi con toda seguridad serán traslados de la actual plantilla de ENASA.

El nuevo motor fabricado en esta factoría de Pegaso International se conoce técnicamente como DT-466, y, con una potencia de 1.800 a 2.300 caballos, será destinado en un 80% a la exportación, principalmente a Estados Unidos y algunos países europeos. En el diseño de este nuevo motor, de tecnología básica IH, se encuentran trabajando ya más de una veintena de expertos de la compañía norteamericana que, a su vez, están contribuyendo a la mejora de sistemas y productividad en el funcionamiento diario de ENASA.

Los directivos de la compañía han encargado ya en Estados Unidos la maquinaria pesada necesaria para la fabricación del motor y se espera que las órdenes del resto sean decididas en un tiempo breve. Para la mejor comercialización de este motor, tanto en España como en Estados Unidos, así como para la mejora de los productos Pegaso, también se ha llegado a un acuerdo con la empresa alemana ZF, líder en la fabricación de cajas de cambio, para comenzar la fabricación en España de estos productos, que serán incorporados en la red Pegaso.

Entrada de International H.

International Harvester entró a formar parte del accionariado de la Empresa Nacional de Autocamiones, SA, de capital INI, hace año y medio, a raíz de la firma de unos acuerdos por los que la primera compraba el 35% del capital de la firma española. En los mismos acuerdos se concedía a IH una opción de compra, durante un período de tres años, de hasta el 65% del capital de ENASA a partir de 1983.Uno de los aspectos más atractivos del acuerdo era la creación de una nueva empresa -Pegaso International-, con el capital repartido al 65% y 35% entre IH y ENASA, para la fabricación de motores.

A raíz de la crisis de IH en Estados Unidos, esta colaboración se puso en duda en algunos medios madrileños. No obstante, Carl F. Levy manifestó ayer a este periódico que, como el nivel de inversiones lo demuestra, no existe razón alguna para pensar en tal posibilidad.

El futuro de International Harvester

Respecto a la situación financiera de IH, el consejero delegado de ENASA señaló que, tras el acuerdo con los ocho principales bancos acreedores de IH, la empresa norteamericana esperaba salir del bache en un plazo máximo de dos años.Según Levy, existen dos factores importantes que ayudarán en este objetivo. El primero es el plan de reestructuración puesto en marcha por la compañía, que incluye el cierre temporal de dieciséis plantas en Estados Unidos y tres en Canadá, con el subsiguiente recorte en los costes y la lógica disminución de las existencias.

El segundo, y fundamental en dos frentes, es la tendencia a la baja que han iniciado los tipos de interés en Estados Unidos. Esta disminución, que se traduce en un descenso del coste del dinero de más del 20% al 12-14%, ayudará a suavizar el coste de la refinanciación de la deuda de International Harvester con el consorcio de 225 bancos acreedores.

Por otro lado, la baja de los tipos de interés estimulará presumiblemente la demanda de camiones y material agrícola en Estados Unidos y en los mercados tradicionales de IH, causa principal de la actual crisis de la compañía. Una financiación más barata es de esperar que estimule las ventas y ayude a renovar el parque, cuyo envejecimiento ha hecho que se acumulen las existencias en las plantas de IH.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1981

Más información

  • La baja de los tipos de interés facilitará la salida de la crisis según Carl F. Levy