Más de 60 pueblos extremeños sufren restricciones de agua a causa de la sequía

La situación creada por la sequía en Extremadura sigue siendo grave, aunque ayer tarde por fin llovía con cierta intensidad en Cáceres. Según los últimos datos, son diecinueve los pueblos extremeños que en estos momentos son surtidos de agua por camiones cisterna, en tanto que otros 32 están en situación de alerta roja, con importantes restricciones de agua, y otras quince localidades más se encuentran en situación crítica.

En la provincia de Badajoz, concretamente, la situación de gravedad afecta a más de 90.000 personas del ámbito rural, aunque, merced a las prospecciones de emergencia realizadas, se ha resuelto la situación de diecisiete localidades, con una población total de 40.000 habitantes, mientras que en otras 37 poblaciones la situación está a punto de solucionarse por la misma vía. En Cáceres, las prospecciones han dado resultados positivos en 111 de las 168 efectuadas, lo que ha beneficiado a una población aproximada de 80.000 personas.La situación es dramática, sobre todo para la agricultura y la ganadería, ya que Extremadura lleva cuatro años padeciendo la catástrofe de la sequía, pese a las letanías que reza un curioso personaje cacereño, el Nano, que recorre cada día la capital con un estaridarte construido por él, pidiendo a la Virgen de la Montaña que llueva.

También el obispo de Cáceres, monseñor Domínguez, pedía hace unos días que se realizaran oraciones para pedir lluvia. En este sentido, el fin de semana pasado tuvo lugar una procesión, con rezo del rosario, desde la Fuente del Concejo hasta la ermita de la Montaña, situada en las afueras de Cáceres, donde se celebró posteriormente una misa. Sin embargo, los párrocos de las localidades cacereñas de Aldeanueva de la Vera y Torre de Santa María no autorizaron tales procesiones, aunque los habitantes de ambos pueblos, viejos en su mayoría, las hicieron por su cuenta.

Los embalses del Guadalquivir, al 15% de su capacidad

El volumen de agua embalsada en los 41 pantanos de la cuenca del Guadalquivir ascendía ayer al 15,83% de su capacidad, según las mediciones facilitadas a Efe por la Comisaría de Aguas del Guadalquivir. El agua embalsada se elevaba sólo a 787 hectómetros cúbicos, de los 4.970 que supone la capacidad total de los embalses de la cuenca.Tres de los 41 pantanos de la cuenca del Guadalquivir estaban ya completamente secos ayer por la mañana: el de Aracena, que lleva ya algún tiempo en esta situación; el de Aznalcóllar y el de Torre del Aguila.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS