Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado el nuevo reglamento de mercados centrales que evita la municipalización de Mercamadrid

El pleno de la Corporación madrileña aprobó ayer, en una monótona sesión sobre la que flotó la preocupación en los bancos comunistas por la crisis que registra el PCE, el nuevo reglamento de mercados centrales, lo que permitirá al Ayuntamiento proceder a la apertura de Mercamadrid sin necesidad de municipalizar esta sociedad, en la que es mayoritario, junto con Mercasa,-que ostenta la práctica totalidad del resto del capital. El pleno municipal había sido convocado Con carácter extraordinario para aprobar dicho reglamento y registró un dilatado debate entre centristas y equipó de gobierno a propósito tanto de su contenido como de, la fórmula que socialistas y comunistas han elegido para obviar al trámite de municipalización de Mercamadrid que permanecía congelado por la abstención del grupo centrista. En el curso del debate, en el que los portavoces centrista y socialista se intercambiaron calificativos amables con la intención dialéctica de descalificar sus respectivos argumentos, quedó de manifiesto la diferente concepción ideológica ante la propiedad privada.En opinión del portavoz socialista, José Barrionuevo, la oposición centrista al expediente de municipalización de Mercamadrid, primero, y ahora, al nuevo reglamento de mercados centrales, en el que se recoge la misma regulación jurídica de su funcionamiento que se contenía en aquél, radica en "el compromiso de UCD con intereses de un grupo reducido como es el de los mayoristas".

Para Barrionuevo, los derechos adquiridos de los mayoristas se mantienen en el nuevo reglamento, pero, al tiempo, "se establece una nueva regulación que garantiza la libre disponibilidad municipal de los servicios municipales que, ahora, en algunos casos, están secuestrados en manos privadas que se los trasmiten de generación en generación y se comercia con ellos".

En este sentido, la oposición centrista al nuevo reglamento trataba de introducir el derecho a la transmisión mortis causa de los puestos de los mayoristas "porque creemos en la herencia y en la propiedad privada que ampara la Constitución que ustedes han votado", dijo Alvarez del Manzano, portavoz del grupo de UCD.

Unos mercados ya municipalizados

Barriónuevo insistió en la argumentación socialista de que los mercados centrales, en su actual organización ya están municipalizados por lo que su traslado a unas nuevas instalaciones, las de Mercamadrid, no requiere el expe diente de municipalización de esta sociedad, tal como se establece en el convenio que suscribieron Mercasa y el Ayuntamiento en el momento de su constitución. El texto de dicho convenio, para Alvarez del Manzano, es precisamente lo que justifica el expediente de municipalización -"que querríamos haber negociado con el equipo de gobierno"-, por lo que la "unilateral alteración de un pacto bilateral puede sumir a la Corporación en un, conflicto jurídico del que será unicamente responsable el equipo de gobierno municipal".De otra parte, el mismo pleno aprobó un expediente que trata de la reorganización, con carácter provisional y transitorio, de la Intervención General. El debate de este punto originó el primer enfrentamiento del equipo de gobierno con la oposición, que denunció la ausencia de determinado trámite administrativo que, de acuerdo con el reglamento de la Corporación, habría impedido que el pleno se ocupara del mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 1981

Más información

  • Con la oposición del grupo de concejales centristas