Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Atrapados por el Sexo

No puedo permanecer insensible ante la conclusión que su colaborador Julio César Iglesias aporta a la segunda parte de "El caso Vila Carbonell" (El PAIS del 20 de octubre de 1981). Cito: "En la finca Mas Vila, las hembras de mantis religiosa siguen devorando a los machos después de aparearse con ellos. Como siempre".Es posible que la señora Soldevilla y su hija sean unos monstruos, como lo insinúa el periodista. (De paso, cabría preguntarse qué espacio hubiera dedicado la Prensa al asesinato de la señora por parte de su marido o el maltrato infligido a los hijos)./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1981