Encierro de los trabajadores de Cosol

Alrededor de setenta trabajadores de la empresa de artes gráficas Cosol, SA, se encuentran encerrados desde el pasado lunes en petición de que se les homologue a los trabajadores de Fidecaya. Cosol pertenecía a Miguel Soriano, accionista mayoritario de Fidecaya, que en el pasado mes de mayo vendió la empresa a Edmundo Alfaro. Según han informado los trabajadores, la comisión liquidadora de Fidecaya ha detectado anomalías en la venta, que han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía General del Reino.Cosol se encuentra completamente parada desde el 15 de diciembre de 1980, y el próximo día 30 finaliza la regulación de empleo, sin que sus cien trabajadores sepan nada sobre el futuro de la empresa. Veinte de ellos llevan cuatro meses sin percibir ingreso alguno, al haber finalizado la prestación del seguro de desempleo.

En esta imprenta se han editado la revista SP, y durante tres años el diario El Alcázar. Posteriormente se imprimió Mundo Obrero, semanal y diario, lo que supuso un importante aumento de maquinaria y personal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS