Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posturas heterogéneas

No hay un Norte homogéneo ni un Sur uniforme. Esta afirmación del presidente mexicano, José López Portillo, comprobable con sólo repasar la lista de los veintidós países asistentes a la reunión de Cancún, explica la dificultad de alcanzar acuerdos aceptables por todos. Sin embargo, una clara mayoría de los asistentes se afirma como tercermundista, partidaria de la ayuda institucional masiva procedente de los países desarrollados y de un nuevo orden económico internacíonal. Estas son, someramente, las posiciones de los participantes en la cumbre.

Estados Unidos. Defiende la libertad de comercio y la iniciativa privada como fórmula de desarrollo para el Tercer Mundo.

Suecia. Es la nación que dedica mayor porcentaje de su producto nacional bruto a ayudas al desarrollo.

Francia. Predica una nueva filosofia del desarrollo tras la llegada al poder del presidente socialista François Mitterrand, equiparable a la defendida por el Sur.

República Federal de Alemania. Más alineada con las pos¡ciones norteamericanas, pero uno de los primeros países europeos en el montante de la ayuda al Tercer Mundo.

Reino Unido. El más próximo a las tesis de Washington. Sin embargo, su ministro de Asuntos Exteriores, lord Carrington, se ha desmarcado de Reagan al mostrarse partidario de la ayuda internacional a los subdesarrollados.

Canadá. Su línea está claramente alejada de la norteamericana y próxima a la de México. Sus relaciones con el Sur son excelentes.

Austria. Partidaria de un plan Marshall para el Tercer Mundo. Su diplomacia ha sido clave para celebrar esta reunión. Sus tesis están en línea con Francia, Canadá y México.

Japón. Dada su dependencia energética y de materias primas, que también influye en las posiciones flexibles de Francia y la RFA, considera indispensable el entendimiento Norte-Sur.

China. El país más poblado del mundo, con mil millones de habitantes, favorece lógicamente el nuevo orden económico internacional, pero no ha aceptado hasta el momento ayudas exteriores para el dearrollo.

India. Fundador del movimiento de los no alineados y con grandes problemas demográficos y de alineación, juega un papel influyente en la posición de los tercermundistas a través de una tendencia socialista.

Argelia. Fue uno de los promotores del no alineamiento, preside actualmente el grupo de los 77 (países en vías de desarrollo). Adopta un perfil de escaso protagonismo ante esta reunión.

Bangladesh. Está en los límites de la supervivencia. Interesado en las ayudas masivas de alimentos y capitales.

Filipinas. Pronorte americano, miembro de la ASEAN, basa su desarrollo en la iniciativa privada.

Arabia Saudí. Prooccidental, moderado en el seno de la OPEP, centralista en el contexto Norte-Sur. Interesado, sobre todo, por la reforma del sistema financiero y monetario internacional.

Nigeria. Primera potencia eco nómica del Africa negray el más importante productor de petróleo de dicho continente.

Tanzania. Posición tercermundista, socialista, prochina.

Costa de Marfil. Peón de París en el Africa francófona, basa su desarrollo en la libre iniciativa.

Guyana. País caribeño muy retrasado económicamente. Política de planificación estatal. Suele alinearse junto a Cuba.

México. Ejerce un cierto liderazgo regional, puente entre países capitalistas y socialistas. Quinto productor mundial de petróleo, no es miembro de la OPEP. En vías de rápida indusrialización, pero con problemas demográficos claramente tercermundistas.

Venezuela. Otra de las petrodemocracias latinoamericanas. Posiciones cercanas a Estados Unidos. Competidor y a veces rival de México, tiene la renta per cápita más alta de toda Suramérica.

Brasil. Un gigante económico en una situación muy frágil. Se alínea con los subdesarrollados.

Yugoslavia. No alineado. Trata de mantener la pureza de esta definición ante la política tercermundista inspirada por Moscú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de octubre de 1981