Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las radios municipales catalanas defienden su derecho a emitir

Quinientas emisoras, de FM, de potencia reducida, podrían funcionar en Cataluña sin interferencias, según un estudio realizado por el secretariado permanente del colectivo Emisoras Municipales de Cataluña, que representa a 34 estaciones de radio de este tipo que en la actualidad funcionan en esta región. Este y otros temas relacionados con las radios municipales fueron planteados la semana pasada por representantes de estas emisoras al secretario general técnico del Régimen Jurídico de Radiodifusión y Televisión, Joaquín Tena Arregui.

Según los representantes de Emisoras Municipales de Cataluña, el secretario general técnico se mostró decidido a cumplir al pie de la letra los planes previstos y anunciados por el Gobierno en torno a la concesión de emisoras de FM. Joaquín Tena dijo que para el 31 de diciembre se concederán 120 emisoras de FM, y el 31 de marzo las restantes es decir, 180. Estas trescientas emisoras deberán repartirse entre más de 10.000 peticiones que existen en toda España, de las que 252 pertenecen a Cataluña.Desde que en 1979 se fundó la primera emisora municipal catalana en Arenys de Mar, las emisoras catalanas han vivido un proceso en el que no han faltado complicaciones. La primera de ellas es la cuestión de Ia legalización, ya que, de hecho, no están legalizadas, al menos, veintiocho de éstas, pero tampoco han sido cerradas a pesar de las amenazas sucesivas del Gobierno.

La legalización definitiva de estas emisoras está pendiente de una resolución del Tribunal Constitucional. Este alto organismo debe pronunciarse sobre un recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central contra otro decreto de la Generalidad de Cataluña en el que regulaba la concesión de emisoras de frecuencia modulada en Cataluña.

Las emisoras municipales que actualmente funcionan en Cataluña lo hacen con una bja potencia (de tres a cuarenta vatios), lo que les da capacidad únicamente para cubrir la audiencia potencial del municipio.

A pesar de su escasa potencia, algunas de estas emisoras, como Radio Sant Boi, han conseguido el 34,1% de audiencia de una población de 75.000 habitantes. Los miembros del secretariado de las Radios Municipales Catalanas estiman que la audiencia potencíal de estas emisoras puede llezgar hasta dos millones de oyentes.

El colectivo de Emisoras Municipales de Cataluña ha celebrado hasta ahora cuatro encuentros, en los que han reivindicado el derecho de los municipios a crear sus propios medios de comunicación. Para este colectivo, una emisora municipal está concebida como un servicio público, con un equipamiento comunitario al alcance de todos, que sea autónoma, de participación total, insertada en la realidad y además, en el caso de estas emisoras, que sean catalanas y catalizadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1981