_
_
_
_

Las presiones de Moscú no inquietan en la OTAN

Soledad Gallego-Díaz

Fuentes oficiosas próximas a la Alianza Atlántica afirmaron ayer a EL PAÍS que el memorándum dirigido por la Unión Soviética al Gobierno español, en relación con la eventual adhesión de nuestro país a la OTAN, no había causado «la menor inquietud» en la Alianza. La misma fuente oficiosa expresó su comprensión por la actitud del Gobierno de Madrid. Una fuente oficial se negó, por su parte, a efectuar ningún comentario, alegando que se trataba de una cuestión bilateral entre España y la URSS.Medios ociciosos expresaron, sin embargo, su extrañeza por el momento elegido por Moscú para «hacer saber su opinión». cuando el problema de la integración de España en la Alianza se encuentra ya en la Mesa del Parlamento español. Atribuyó esta evidente oportunidad a la lentitud de la diplomacia soviética y a lo complicado de la burocracia.

En cuanto a la posible traducción práctica de las medidas que la URSS anuncia que podría adoptar, la misma fuente consideró muy improbable que el Pacto de Varsovia pueda hacerse con un nuevo miembro. Quitó importancia también a la posibilidad de que Moscú buscó con mayor ahínco bases en el Mediterráneo. en Libia, por ejemplo, y estimó que una base de la URSS en el país del coronel Gadafi no supondría un riesgo especial para la OTAN, dado lo alejada que quedaría de sus centros de aprovisionamiento.

Para estos medios, la Unión Soviética difícilmente puede adoptar ninguna medida, cuando está a punto de producirse la Asamblea General de la ONU y la entrevista de los ministros de Asuntos Exteriores de Estados Unidos y la Unión Soviética, en la que debería, en principio, ponerse en marcha algún mecanismo para negociar el armamento nuclear estacionado en Europa, un tema fundamental para Moscú.

En dichos medios próximos a la Alianza Atlántica se observa una mayor preocupación por el desarrollo del debate interno entre las fuerzas políticas españolas. Inquieta el posible desarrollo del debate parlamentario y la posible promesa del líder socialista español, Felipe González, de realizar un referéndum si éste no se produce ahora, Y en el caso de que ganara las próximas elecciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_