Armada: un ambicioso general

Si Alfonso Armada, uno de los generales de más prestigio del Ejército español, es condenado a más de tres años y expulsado de las Fuerzas Armadas, nadie podrá estar tranquilo y seguro en el Ejército. Esto declara un oficial viejo amigo de Armada y en otro tiempo colaborador suyo. ¿Forman semejantes declaraciones parte de una campana para lograr que sea condenado a la mínima pena? (...)Armada, como conspirador y golpista, ha sido para millones de españoles la gran sorpresa, después de la ocupación del Parlamento. Incluso para Suárez, quien desconfió siempre de Armada y que, al enterarse de que había negociado la rendición de Tejero, te dijo al Rey: "Lo siento, me he equivocado con Armada", a lo que contestó Juan Carlos: "No, Adolfo, tu opinión sobre él era desde el principio la verdadera". Para el Rey debe haber sido doloroso descubrir que su profesor y antiguo jefe de su Casa Real era un golpista. (...)

"Su ambición política le ha cegado por completo. Después de la dimisión de Suárez estaba convencido de que el Rey le propondría como jefe de Gobierno", afirma un oficial de rango elevado. Para los españoles demócratas, el general Armada es una figura clásica de traidor intrigante, un hombre que durante toda la noche del golpe jugó un doble juego y que intentó engañar a todo el mundo y que, fracasado el golpe, rápidamente trató de conseguir un alto cargo político. (...)

27 de agosto

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS