_
_
_
_

Sólo la violencia puede derrocar al régimen de Jomeini, afirma el ex presidente Banisadr

Las embajadas de Irán en Bélgica y Holanda fueron ocupadas ayer por estudiantes que protestaban contra las ejecuciones masivas de adversarios del régimen de Jomeini. La oposición en el exterior al Gobierno de Teherán continúa creciendo, y el ex presidente Banisadr ha declarado que "esta vez no queda más que la violencia" para derrocar al régimen iraní.En Bruselas fueron quince los estudiantes que ocuparon la embajada durante dos horas. Al ser desalojados por la policía belga gritaban: "¡Abajo el régimen fascista y sanguinario de Jomeini!" y "¡Muera Jomeini!", al tiempo que anunciaban que continuarían las ocupaciones de embajadas en el mundo entero.

Siniultáneamente a esta ocupación, diecisiete estudiantes miembros de Peykar (marxista-leninista) irrumpían en la legación diplomática irailí en La Haya, donde destrozaron parte del mobiliario del vestíbulo antes de ser detenidos por la policía holandesa.

A estas actuaciones antijomeinistas se han sumado en las últimas horas las declaraciones del ex presidente Banisadr y del almirante Karnal Habibollahi, jefe del movimiento monárquico de oposición Azadegail, autor del secuestro de la patrullera Tabarzin.

Banisadr ha declarado a la cadena de televisión BBC 2 que ya sólo queda la violencia como via para provocar la caída del régimen iraní, y, que para ello hay que actuar "antes de la muerte de Jomeini, pues después habría que llevar a cabo un plan más amplio". "En este supuesto", dijo Banisadr, "habría más riesgo, pues nadie obedecería a nadie y sobrevendría la guerra civil; pero antes de la muerte de Jomeini podríamos aprovecharnos y hacer pensar al país que efectivamenta hay, que restablecer las libertades".

La pretendida actuación del ex presidente iraní es contestada por la princesa Ashraf Pahlevi, hermana del sha, para quien Banisadr "es el teórico de la revuelta y continúa siendo un valido de Jomeini."

En París, el comandante Habibollahi ha manifestado que su movimiento tiene el cuartel general en la frontera turco-iraní, donde se entrenan unos 15.000 hombres para derrocar el régimen de Teherán.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_