Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Termes: "El Gobierno es el único culpable y no se pueden buscar paliativos"

«Yo discrepo del Ministerio de Hacienda, cuyas tesis son adoptadas por el Ministerio de Economía y Comercio, cuando culpa a las demandas de apoyos presupuestarios presentadas por los componentes del cuerpo social del rápido aumento del sector público», afirma Rafael Termes, presidente de la Asociación Española de la Banca Privada, en un artículo publicado en el boletín semanal de Información Comercial Española.Termes indica que «si las políticas laborales no permiten la adecuación de plantillas a la situación económica, si la política de precios interfiere con la repercusión sobre el consumo de los aumentos en los costes de producción, si la política de cambio no protege la producción nacional y no permite la exportación competitiva, si la Seguridad Social se convierte en un impuesto de empleo, etcétera, es natural y lógico que el cuerpo social no sólo pida, sino que exija apoyos presupuestarios. Pero no se cambie la oración por pasiva. La culpa del déficit público no es del cuerpo social. La culpa la tiene quien diseña y sostiene unas políticas cuya inadecuación está demostrada».

Para el presidente de la patronal bancaria la exigencia de apoyos presupuestarios «es única y simplemente el mecanismo de autodefensa del cuerpo social». «Sometamos pues a debate», concluye Termes, «la evolución, composición y tamaño del déficit del sector público, y las políticas que lo causan, y su impacto en la socialización de la economía española».

El artículo de Rafael Termes responde a otro anterior, en la citada revista, en el que el Ministerio de Economía y Comercio se suma a la polémica mantenida en las páginas de EL PAIS (días 28 y 30 de junio, y 5 y 7 de julio) entre el presidente de la AEB y el ministro de Hacienda, mediante una larga introducción a la reproducción de la polémica. En la citada introducción se apoyan los criterios sobre el déficit público expresados por Jaime García Añoveros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 1981

Más información

  • Rechaza las "justificaciones" de Hacienda y Economía