Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Don Nicanor ya tiene licencia de vendedor ambulante

Victoriano Arias, popularmente conocido en todo Madrid como don Nicanor tocando el tambor, consiguió ayer por vez primera un permiso municipal para vender en la calle sus famosos y perseguidos muñecos.La última vez que la Policía Municipal había interceptado la mercancía de Victoriano Arias le habían sido requisados diez nicanores, y se temía que la Junta Municipal del distrito Centro (a él siempre se le ve alrededor de la Puerta del Sol) iba a imponerle una sanción por la venta ilegal. Sin embargo, Isabel Vilallonga, la nueva presidenta del distrito, no sólo no le ha impuesto multas y requisado su famosa mercancía, sino que le ha dado un permiso para que con toda tranquilidad pueda vender sus muñequitos.

Carta-licencia del teniente de alcalde

Los últimos tiempos se habían puesto difíciles para el famoso don Nicanor, ya que cuando Ramón Tamames se encontraba en el Ayuntamiento, aunque no le concedió el permiso, sí le había facilitado una carta en la que el antiguo primer teniente de alcalde afirmaba ser amigo de don Nicanor. Este, cuando llegaba la Policía Municipal, enseñaba la carta y continuaba tranquilamente su venta.El permiso de vendedor ambulante no le había sido concedido porque en las calles situadas junto a las zonas comerciales en las que su presencia es habitual la venta ambulante de cualquier mercancía está totalmente prohibida.

La salida de Tamames del Ayuntamiento madrileño debió hacer pensar a don Nicanor que el escrito de su amigo Tamames ya no tenía validez ante los agentes municipales y optó por no enseñarla, con los resultados de todos conocidos: suspensión de la venta, multa y mercancía requisada. Victoriano Arias o don Nicanor ya casi todos los días a vender en la Puerta del Sol. Los domingos sale con sus muñecos hacia el Rastro, y allí él mismo suele animar a los compradores bailando a la vez que sus muñecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de julio de 1981