El Partido Comunista chino condena los errores de Mao Zedong

El Partido Comunista chino (PCCh) ha condenado a Mao Zedong como responsable de la revolución cultural, pero mantiene que esta "catástrofe" fue debida a un "error cometido por un gran revolucionario proletario". El informe del Comité Central indica, sin embargo, que los méritos de Mao superan a sus equivocaciones.Esta resolución, hecha pública ayer, y que fue adoptada por unanimidad en la reunión del Comité Central del PCCh celebrada el lunes justifica igualmente la eliminación del presidente del partido, Hua Guofeng, subrayando que sin la destitución de este hombre, que sucedió a Mao a finales de 1976, "hubiese sido imposible rectificar los errores de izquierda cometidos por el partido durante la revolución cultural". En la reunión también fue aprobado el nombramiento formal del nuevo presidente del partido, que recayó en Hu Yaobang. Este dirigente está considerado como el brazo derecho del poderoso vicepresidente del PCCh, Deng Xiaoping. Hua Guofeng pasa a ser uno de los vicepresidentes del partido y miembro de la comisión permanente del Buró Político.

El documento, titulado "Resolución relativa a ciertos temas que se refieren a la historia de nuestro Partido desde la fundación de la República Popular China", califica a Mao de "gran dirigente e inspirador de la revolución china". Tras condenarle por haber "desencadenado y dirigido" la revolución cultural, la resolución explica ampliamente (el texto tiene 119 páginas) que los éxitos alcanzados por el fundador de la China comunista superan con mucho los errores cometidos por él.

El texto reafirma solemnemente la fidelidad del régimen de Pekín a los "cuatro principios" que constituyen su estructura ideológica: la continuación de la vía socialista, la dictadura del proletariado, la dirección del proceso por parte del partido comunista y el marxismoleninismo-pensamiento Maozedong. "Cualquier palabra o acción que se aparte de estos principios es mala. Cualquier palabra o acción que vaya contra estos principios no puede ser tolerada", afirma el Comité Central.

La resolución adoptada hace un balance global de la historia de China bajo el régimen comunista desde 1949. En su acta de acusación contra Hua Guofeng, culpa al ex .presidente del partido por haber perseverado en los errores "izquierdistas" de la revolución cultural, aunque le atribuye una "contribución positiva" al derrocamiento de la banda de los cuatro, dirigida por la viuda de Mao, Jiang Qin. Esta fue detenida poco después de la muerte de su marido, en el momento en que Hua Guofeng accedió a la presidencia del partido. Condenada a muerte a comienzos del presente año, la sentencia permanece en suspenso. El principal reproche contra el primer sucesor de Mao es el haber intentado evitar los debates sobre "la práctica como único criterio de la verdad", lo cual quiere decir, en el vocabulario político chino, que Hua se opuso a Deng Xiaoping, autor de la citada máxima.

El Comité Central ha acusado también a Hua Guofeng de haberse rodeado de "culto a la personalidad", a imagen de Mao, quien, según la resolución, se había mostrado "arrogante" en sus últimos años de vida.

Según el documento, bajo la dirección de Hua Guofeng fue imposible "rectificar los errores de izquierda en el seno del partido y restablecer las buenas tradiciones de éste".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Refiriéndose al porvenir de China, el documento del PCCh señala que "todo el trabajo del partido debe estar subordinado a esta tarea central: la construcción económica".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS