Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consumado el viraje francés a la izquierda

Washington teme a los comunistas y Moscú se muestra lacónico

Los medios gubernamentales norteamericanos han acogido con un cierto alivio el descenso electoral del partido comunista en las elecciones legislativas francesas. En Washington se estima que el descenso que han registrado los comunistas franceses facilitará la tarea del presidente Mitterrand al encontrarse el partido socialista en una situación de fuerza frente al PCF. Tras la elección de Mitterrand, Estados Unidos no ha ocultado su inquietud ante una eventual participación comunista en el Gobierno francés.Los centros del poder económico en Estados Unidos se han mostrado siempre contrarios a las medidas de nacionalización previstas por la izquierda francesa, pues las inversiones norteamericanas en Francia ascienden a 8.000 millones de dólares.

Consagración de Mitterrand, según el "Washington Post"

El Washington Post ha señalado que los resultados de la votación del domingo consagran el éxito del, partido político de François Mitterrand, quien deseaba que los franceses le otorgasen una mayoría parlamentaria absoluta para llevar a cabo su programa moderado de nacionalización de ciertas industrias clave para la economía.Según informa Félix Bayón desde Moscú, la Prensa soviética ofreció ayer lacónicamente la noticia de la victoria de la izquierda francesa. Los lectores de Pravda (único matutino que aparece los lunes en Moscú) tuvieron que enterarse de los resultados a través de la radio o la televisión: como de costumbre, el órgano del Comité Central del PCUS había cerrado su edición el domingo a primeras horas de la tarde.

Tanto la agencia Tass como los medios de comunicación electrónicos, ofrecieron la noticia brevemente y sin comentarios.

En Italia, según Juan Arias, los socialistas fueron los primeros en comentar como fundamental -y no sólo para Europa- la «voluntad de cambio profundo» del electorado francés, como indicó el secretario socialista, Bettino. Craxi, pero también los comunistas italianos dieron gran realce al resultado de las elecciones francesas. El órgano oficial del partido, L'Unitá, tituló ayer a casi toda página: «Francia da a la izquierda una mayoría aplastante».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1981