Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide un plan urgente de defensa de la sanidad pública

«El cese de José Barea Tejeiro como secretario de Estado para la Seguridad Social y la continuidad de Luis Sánchez Harguindey como secretario de Estado para la Sanidad es una muestra de falta de voluntad política del ministro de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social de defender el sistema público de Seguridad Social y de Sanidad frente a los que pretenden privatizarlo», según expresa el PSOE en un comunicado difundido ayer. Para los socialistas, la «salida de la crisis de la Seguridad Social y la Sanidad españolas requiere un plan urgente de defensa de la sanidad pública».

Con respecto a la aceptación de la dimisión de Barea, el PSOE señala que «supone la pérdida total de la escasa credibilidad de los ciudadanos españoles en el Gobierno de UCD en materia de Sanidad y Seguridad Social». Añade que la «crítica situación de la Seguridad Social y la Sanidad españolas se pone de relieve con el deterioro continuo de la asistencia sanitaria y con el estrepitoso fracaso del Ministerio en el tema de la neumonía».Son cinco las medidas urgentes que, a juicio del PSOE, deben acometerse en el mencionado plan de urgencia:

1. Potenciación de la atención primaria de la salud.

2. Establecimiento de un plan de control económico del gasto sanitario, con criterios gerenciales y de análisis coste-eficacia.

3. Integración de la red hospitalaria de la Administración Institucional de la Sanidad Nacional (AISNA) en la red hospitalaria del Instituto Nacional de la Salud (Insalud) y coordinación con la red hospitalaria pública de diputaciones y ayuntamientos.

4. Control del gasto en conciertos sanitarios con entidades privadas, en productos farmacéuticos y en incapacidad laboral transitoria, realizando dicho control desde una perspectiva sanitaria.

5. Democratización del acceso a los cuidados sanitarios mediante la inclusión de la atención psiquiátrica y dental en las prestaciones de la Seguridad Social.

Réplica de Sánchez Harguindey

«No es objetivo de este Ministerio cambiar el actual esquema de la Seguridad Social», declaró ayer el actual secretario de Estado para la Sanidad, Luis Sánchez Harguindey a Radio Cadena Española, en una réplica al comunicado del PSOE, al que calificó de «oportunista».Respecto a la neumonía atípica, dijo Harguindey: «Lo que el PSOE considera un estrepitoso fracaso ha sido estimado por parte de prestigiosos expertos españoles y extranjeros como una labor correcta en la que ha quedado de manifiesto la alta preparación de los especialistas y centros del país ».

En relación con los puntos señalados por los socialistas sobre la urgente salida de la crisis sanitaria actual, Sánchez Harguindey puntualizó que «no son fruto de una especial originalidad, pues en su mayoría están recogidos en el texto de la reforma sanitaria aprobada por las Cortes y el resto forma parte de una lógica actuación sanitaria y de Seguridad Social de un Gobierno democrático».

José Barea volverá a Hacienda

José Barea Tejeiro, hasta ayer secretario de Estado para la Seguridad Social, solicitará su reingreso en el Cuerpo de Intervención y Contabilidad, en el Ministerio de Hacienda, según manifestó ayer a este periódico. «También volveré a las clases en la Universidad Autónoma», precisó, si bien declinó hacer declaraciones concretas sobre los motivos que han originado su salida del Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social.Barea Tejeiro había manifestado su intención de dimitir en varias ocasiones a lo largo de los últimos meses, y lo hizo con carácter definitivo a mediados del pasado mes de mayo para el caso de que se le siguieran obstaculizando sus intentos de control del gasto público para una racionalización de la gestión sanitaria que paliara el progresivo deterioro de la sanidad pública y la Seguridad Social.

EL PAIS adelantó la noticia de la presentación de su dimisión el pasado día 3 de junio. En la reunión de la junta directiva del Ministerio, con presencia del titular, los dos secretarios de Estado y el secretario general técnico, el enfrentamiento de criterios entre la Secretaría de Estado para la Sanidad y la de Seguridad Social se recrudeció, entre otros temas de los tratados y lejos de llegar a vías de coincidencia, por la revisión de precios de los medicamentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de junio de 1981

Más información

  • La aceptación de la dimisión de Barea, "una falta de voluntad política frente a los intentos de privatización de la asistencia sanitaria"