Rita Hayworth padece locura presenil a los 62 años

La actriz Rita Hayworth, que tiene 62 años de edad, sufre demencia presenil y tiene que estar sometida a observación, según declaró su representante, Leonard Monroe, ante un tribunal de Los Angeles. Monroe ha pedido el control de los bienes de la actriz, valorados en veintidós millones de pesetas, así como su cuidado médico personal.

Margarita Carmen Cansino, hija de un bailarín español y de una actriz, nació en Brooklin, y recorrió de niña casi todas las ciudades norteamericanas en compañía de sus padres, con quienes actuó en espectáculos de vodevil. Pasada la depresión, en 1935, llega a Hollywood y adopta un año después su nombre artístico definitivo en la película Criminales del aire: Rita Hayworth.Ingenua para galanes, primero, vamp y provocadora de pasiones, después, Rita Hayworth se convirtió en un mito sexual del cine de los años cuarenta y cincuenta, una vez consagrada por el amago de striptease y por la bofetada de Glenn Ford, en Gilda (1946). Reina de los corazones solitarios, como acordaron llamarla las revistas de la época, codiciada por millonarios y aristócratas, se casó cinco veces.

Orson Welles, el genial cineasta con quien vivió entre 1943 y 1947, y por quien fue dirigida en La dama de Shanghai a modo de despedida conyugal, fue uno de los cinco esposos. Poco después, en 1949, protagonizaría una de las bodas del siglo: se casó con su tercer marido, Ali Khan, fastuoso príncipe y playboy árabe, que moriría años después en un accidente.

La última película de Rita Hayworth fue Camino de salina (1971), una producción para actrices secundarias. Hoy, tras someterse a dietas y curas como postrero e inútil recurso para recuperar los años del derroche, vive sola, olvidada y alejada incluso de sus dos hijas: Yasmin Aga Khan y Rebecca Wells. Una, en Nueva York; la otra, en Seattle, y la madre, en la meca del cine.

Hace dos años, cuando bajaba de un avión en Londres, con los ojos rojos, el cabello desordenado y olor de alcohol en el aliento, cuenta Efe que Rita Hayworth dijo: «He fracasado como mujer; he fracasado como esposa; he fracasado como madre; quiero morir».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS