Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres franceses que pretendían cambiar billetes de los abonados por el rescate de Suñer

La sección central para represión del bandidaje de la policía francesa e inspectores del Cuerpo Superior de Policía español colaboran en las investigaciones que se desarrollan en Francia en torno al rescate de 325 millones de pesetas abonado a cambio de la libertad de Luis Suñer. Hasta el momento, han sido detenidas tres personas de nacionalidad francesa, dos de las cuales han pasado a disposición judicial.

Los encarcelados son Pierre-Martin Etchepare, de vienticuatro años, accionista de la sociedad de Bayona Soretra, y Pierre Uhalde, de 45 años, gerente del restaurante Kirola, de Biarritz. El primero fue arrestado en Toulouse, el jueves, cuando pretendía cambiar a moneda francesa diez millones de pesetas en billetes, cuya numeración coincide con la de las series entregadas a los secuestradores de Suñer. Los datos sobre estos billetes fueron facilitados a las instituciones de cambio por el Banco de España, pero, fue en la misma delegación del banco oficial español donde Etchepare y otra persona, residente en Toulouse, trataron de llevar a cabo la operación.Alertada la policía judicial por el empleado que atendió a estos dos individuos, ambos fueron detenidos e interrogados por funcionarios de policía llegados de París y Madrid. Etchepare ingresó en prisión por presunto delito de encubrimiento, mientras su acompañante quedaba en libertad.

Dos días más tarde, la policía francesa detenía en Biarritz a Pierre Uhalde, gerente del restaurante Kirola, emplazado en el frontón de la localidad. Uhalde es persona bien conocida en los círculos abertzales del País Vasco francés. En su domicilio se encontraron seis millones de pesetas, también presuntamente procedentes del rescate de Suñer, y nuevas pistas que permitirán proseguir la investigación. El detenido fue internado en la prisión de Bayona, después de que el juez le considerase, asimismo, sospechoso de haber actuado como encubridor en el secuestro.

Por otra parte, se ha desmentido que otra persona hubiera logrado cambiar cuarenta millones de pesetas en la localidad fronteriza de Hendaya. En la oficina bancaria donde trató de formalizar el cambio el individuo que llevaba consigo el dinero se negaron a cerrar el trato, y éste abandonó con rapidez el lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1981