Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Vernet Ginés ingresó en la Academia de la Historia

Juan Vernet Ginés leyó el pasado domingo su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, y fue recibido en nombre de la corporación por el académico Emilio García Gómez. El nuevo académico pronunció un breve discurso sobre Historia, astronomía y montañismo, las máximas aficiones de su vida.Con numerosos ejemplos de la antigüedad, explicó cómo la solución de determinados problemas culturales y prácticos de la Humanidad requirió aunar los esfuerzos de la historia y de la astronomía, pero también ascender a la cima de las montañas con el fin de encontrar una solución viable.

En recuerdo a sus años juveniles, habló del montañismo, que hizo posible, dijo, los logros que la ciencia había descubierto, y se, refirió a la configuración geográfica como determinante de aportaciones científicas y técnicas.

Vernet habló concretamente de la transmisión de noticias a distancia en la antigüedad (por telegrafía óptica a través de regiones más bien montañosas) y, entre otros ejemplos, citó el del primer imperio que dispuso de una verdadera red telegráfica óptica -el persa-, en el cual, el gran rey, mediante un servicio de señales luminosas que cubría todos sus dominios, recibía cada día cuenta exacta de lo que acababa de suceder en los lugares más apartados.

Emilio García Gómez glosó la personalidad de Vernet, nombrado correspondiente de la Academia de la Historia en 1970, y a la que había representado casi anualmente en la Unión Academique Internationale. «Con él incorporamos a nuestro grupo», dijo, «a un destacado especialista en una disciplina ardua y, por ello, poco frecuentada: la historia de la ciencia».

Juan Vernet nació en Barcelona el 31 de julio de 1923 y tuvo entre sus principales maestros al hebraísta José María Millás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de mayo de 1981