La asamblea feminista de Asturias pide la legalización del aborto

El reconocimiento del derecho al aborto y la denuncia de las agresiones de que son objeto las mujeres han sido los temas más destacados de las primeras jornadas de debate organizadas, en Oviedo, por la asociación feminista de Asturias.

En dichas jornadas fueron presentadas varias ponencias por mujeres asturianas y de otras partes de España, que criticaron el modelo heterosexual institucional, pensado por y para la satisfacción del hombre a través de la ignorancia y el desprecio de la sexualidad femenina, con la consiguiente frustración y represión de la mujer. La educación discriminatoria, la doble opresión que padece la mujer joven, las diferencias biológicas hombre-mujer y la situación del movimiento feminista en España fueron otros temas también ampliamente debatidos.

Quema de carteles

Las jornadas feministas concluyeron con un escrito de protesta por la quema de sus carteles, que fueron sustituidos por otros con frases y dibujos vejatorios para el sexo femenino, a la vez que invitaban a las participantes a trasladarse al Colegio Mayor América, para estudiantes varones. «Esto pone de manifiesto», dice el escrito feminista, «esa situación de continua agresión a que estamos expuestas las mujeres por el hecho de serlo, a la vez que demuestra la incapacidad de ciertos hombres para aceptar algo tan elemental como la exigencia de las mujeres en tanto que sujetos de unos derechos, que si no se comprenden, al menos han de respetarse».La asamblea de las jornadas feministas hizo público ayer un nuevo comunicado, en el que denuncia el elevado coste de las separaciones matrimoniales y las dificultades para probar ante los tribunales la existencia de malos tratos. «Todas esas dificultades que encuentran las mujeres para separarse», concluye el citado comunicado, «no son más que otras de las muchas consecuencias de una institución matrimonial que es coercitiva, especialmente para nosotras. Por eso, estos problemas no se acabarán mientras no seamos capaces de lograr otro tipo de relaciones entre hombres y mujeres, relaciones que no sean de dominación ni de opresión, sino que estén basadas en la igualdad de un sexo con el otro».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS