Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección de UCD mantiene la celebración del II Congreso para fechas próximas

La dirección de Unión de Centro Democrático (UCD) mantiene la posición de celebrar en breve plazo el segundo congreso del partido, sin que se haya descartado Palma de Mallorca como sede del mismo, y en su defecto, Madrid. El Comité Ejecutivo centrista se reunirá esta semana, probablemente mañana, viernes, para adoptar una decisión definitiva. El secretario general de UCD, Rafael Calvo Ortega, aseguró ayer la voluntad centrista de celebrar el congreso «rápidamente, y que cuanto antes se conozca la fecha». Asimismo, el secretario de organización, Manuel Núñez, insistió en que el congreso debe celebrarse cuanto antes y que, contra lo que se ha difundido, la infraestructura del congreso en Palma de Mallorca no se ha desmontado.

Rafael Calvo, que ayer fue recibido por el presidente de UCD, Adolfo Suárez, negó que se deseara aplazar indefinidamente el congreso. Dijo que, por el contrario, «UCD no va a ceder de ninguna manera ante las dificultades, y ya esta misma mañana estamos estudiando nuevas posibilidades». Añadió que el Comité Ejecutivo estudió alternativas al transporte aéreo, pero que la conclusión fue que ninguna de ellas hacía posible un desplazamiento normal de los compromisarios, «además de someterles a un sinfín de molestias que no garantizaban su presencia en el congreso».El secretario general de UCD manifestó que en ningún momento el partido ha presionado sobre el Gobierno para la solución del conflicto de los controladores. «Hubiera sido una falta de ética por nuestra parte intentar modificar el criterio del Gobierno en nuestro provecho. El Ministerio de Transportes y el Gobierno deben actuar libres de presiones. Lo contrario es inadmisible».

Por su parte, el secretario de organización, Manuel Núñez, aseguró que si concluye la huelga de celo de los controladores aéreos o se dispone de soluciones alternativas que hagan posible el viaje, el congreso se celebrará en Palma de Mallorca, y en un plazo de tiempo breve, e insistió en que la única razón para suspenderlo ha sido la dificultad de desplazamiento sobrevenida como consecuencia de la huelga citada. También el secretario de información, Carlos Fernández Conde, recalcó la posición favorable del aparato centrista, y de los secretarios ejecutivos reunidos ayer con Rafael Calvo, a la celebración del congreso en Palma de Mallorca, único lugar en donde quedaría garantizada la celebración «a corto plazo». «Esperamos que el Comité Ejecutivo, órgano a quien corresponde decidir la fecha y el lugar», dijo, «adopte unas decisiones en esta línea».

Los trabajos para tener a punto el congreso siguen, mientras tanto adelante. La documentación de los compromisarios está preparada y los informes de los ponentes, elaborados. Manuel Núñez destacó que cuanto más se aproximen las fechas de Semana Santa -mediados de abril-, más dificil será celebrar el congreso en un lugar como Palma. El secretario de administración, Antonio Gracia, informó que todos los secretarios ejecutivos han pedido que se tome rápidamente una decisión de convocatoria del congreso y que no aceptarían que se pospusiera a abril o mayo. La reunión del Comité Ejecutivo prevista, aunque no convocada, para esta misma semana, deberá adoptar la decisión final.

"Los intereses del Estado"

El ministro de Obras Públicas y Urbanismo, Jesús Sancho Rof, valoró positivamente la decisión de suspender el segundo congreso centrista, porque ha demostrado, dijo a Efe, «que los intereses del Estado están por encima de los intereses de partido». Declaró que los controladores habían aprovechado que el partido del Gobierno iba a concentrarse en Mallorca para plantear una huelga en la creencia de que iban. a ganarla.

Sancho Rof resaltó el perjuicio económico de UCD y de sus hombres, ya que varios centenares de compromisarios, trabajadores de las distintas provincias españolas, han tenido que pedir permisos sin sueldo para poder acudir al congreso de su partido. Pero, a juicio del ministro de Obras Públicas y Urbanismo, «lo más importante es que el Gobierno de UCD ha dado ejemplo una vez más de que los intereses del país están por encima de los intereses de partido, y que no se cede a la presión de una huelga salvaje como esta». Añadió que el retraso no beneficia «absolutamente a nadie».

Por otra parte, miembros del Comité Ejecutivo nacional de UCD pertenecientes al denominado sector crítico remitieron ayer al secretario general del partido una carta en la que solicitan que este órgano de dirección de UCD se reúna hoy mismo. Asimismo, piden que se celebre el segundo congreso cuanto antes, y estiman posible su celebración dentro de la próxirna semana, o como máximo, en un plazo de diez dias. Respecto al lugar de celebración, estiman preferible Palma de Mallorca.

Cuatro miembros de la ejecutiva de UCD de Sevilla -José Manuel Tasara, Javier Arenas, Felipe Rodríguez y Manuel Sáinz de Rosas- han valorado negativamente el aplazamiento y han declarado no comprender «que no se haya dado una fecha concreta para la elaboración del segundo congreso de UCD».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de enero de 1981

Más información

  • Se intentará en Palma de Mallorca o, en su defecto, en Madrid