Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secuestro del industrial Luis Suñer puede ser obra de ETApm

Una voz anónima, de hombre, en tono nervioso, llamó anoche a Diario Vasco, de San Sebastián, para reivindicar en nombre de ETApm el secuestro del industria valenciano Luis Súñer. El anónimo llamó al secuestrado por su segundo apellido, Sanchis, y dijo que no podía conectar en esos momentos con la familia, aunque lo haría dentro de dos días. Un portavoz de los familiares declaró que se alegraban de que los secuestradores hayan dicho con quién está Luis Súñer, respondiendo a sus preguntas públicas del día en que se produjo el rapto, al tiempo que dijo que no sabían si pagarían rescate o no.

Unos 2.000 funcionarios de los cuerpos de la seguridad del Estado rastrean, peinan y controlan toda carretera, camino, urbanización o casa sospechosa en las provincias de Valencia, Castellón y Alicante. El llamamiento a la colaboración ciudadana, realizado en un estilo directo y psicológicamente eficaz, de utilización novedosa en operaciones relacionadas con un secuestro, es para el gobernador civil de Valencia, José María Fernández, un riesgo, «porque los secuestradores saben a qué cartas jugarnos», aunque reconoce que, en contrapartida, se ha conseguido una solidaridad de la población.En este sentido se expresó ayer el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) del País Valenciano, que, tras manifestar «su más profunda repulsa a los métodos utilizados, bien por delincuentes comunes, bien por terroristas, para con su acción despertar en la opinión pública sensación de inseguridad y malestar», pide toda la colaboración con la policía «para que así sea mejor y más pronto resuelto el caso».

Toda llamada telefónica que se acredita es atendida por la policía en unos teléfonos fijados a este objetivo. No se ha hecho todavía un balance del número de llamadas, aunque fuentes policiales aseguraron que «son muchas».

Los rastreos policiales son muy intensos en las ciudades del litoral, urbanizaciones próximas a los núcleos urbanos más importantes, área metropolitana de Valencia y comarca de Alcira.

Los puestos de control por carretera han llegado a ocasionar en la entrada de Valencia colas de cinco kilómetros. El interior montañoso, nevado en la actualidad, se ha dejado para una segunda fase de la operación. Asimismo, se mantienen alerta a un equipo de los Grupos Especiales Operativos (GEO) y brigadas antiterroristas de la Guardia Civil. A diario, los máximos responsables de la operación hacen su balance en el Gobierno Civil, adoptando nuevas medidas si es necesario, como fue ayer solicitar la intervención de unos servicios de helicópteros.

Al conocer la reivindicación del rapto por ETApm, y en espera de que se confirme dicha autoría -durante el día de ayer hubo varias pistas falsas-, el yerno del secuestrado, Adrián Campos, manifestó su sorpresa por el hecho de que los etarras hayan actuado en dicha zona, y dijo que siempre habían pensado en,delincuentes comunes. Asimismo expresó la alegría de la familia por saber que Luis Súner está bien.

Parece que la policía ha encontrado el coche utilizado por los secuestradores, o al menos uno de ellos. Se trata de un Ford Fiesta, matrícula de Valencia, que había sido robado en Barcelona. El coche fue encontrado en Algemesí, localidad valenciana próxima a Alcira, donde se encuentra la fábrica en la que se produjo el secuestro de Luis Súñer.

La familia Súñer, que no realizó el anunciado llamamiento a los raptores, esperaba, sin embargo, recibir ayer algún dato sobre el estado físico y psicológico del secuestrado, ya que se trataba de un día muy significativo en su vida: el dieciocho aniversario de la muerte de su único hijo. «Hoy es un día clave», señaló el portavoz familiar, José Palacios, «y seguro que estará sufriendo. No hacemos un llamamiento, pero quisiéramos que tuvieran el detalle de decirnos algo sobre cómo está, con quién está y dónde se encuentra».

Por su parte, el comité de empresa de las dos firmas propiedad del industrial secuestrado han elegido a dos miembros para que se mantengan en permanente contacto con la familia. Los trabajadores de Avidesa, de Guipúzcoa, mediante comunicado, han condenado el secuestro y piden la liberación de Luis Súñer.

En el día de ayer se registraron numerosos gestos -de solidaridad con la familia del secuestrado, entre ellos la visita de una destacada representación de los sindicatos UGT y Comisiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 1981

Más información

  • PAIS VALENCIANO