Dos muertos de frío en Barcelona y Mallorca

Dos hombres aparecieron ayer muertos de frío en Barcelona y Palma de Mallorca, respectivamente. El primero, que no llevaba documentación, apareció en la calle del Paralelo, tenía unos 45 años y fue reconocido por los feriantes como alguien que pedía limosna y ayudaba en pequeños trabajos a los feriantes; el segundo, Luis Sánchez Canals, fue hallado en la plaza de Santa Eulalia, de Palma. Se cubría especialmente con papel de periódico y escasas prendas. Por otra parte, las primeras evaluaciones de los daños causados por el temporal de estos días hablan de miles de millones de pesetas. Incluso el archipiélago canario padece una fuerte ola de frío, según informaron las agencias.

Una avioneta particular contratada por el Ayuntamiento de Alicante arrojó ayer desde el aire alimentos a los habitantes de la isla de Tabarca, incomunicada desde el pasado fin de semana por los temporales, según informó nuestra corresponsal El alcalde de Campello, localidad próxima a Alicante, cuyo paseo Marítimo ha quedado destrozado, dijo que las pérdidas podrían calcularse, en principio, en unos cincuenta millones de pesetas. También Torrevieja y Altea han visto desaparecer su paseo Marítimo. En la primera de estás localidades- las playas quedaron sin arena y con las rocas al descubierto. Parte del alumbrado público ha quedado inservible. En Altea han resultado seriamente dañadas más de cincuenta embarcaciones pequeñas y once grandes, al romperse las amarras y quedar esparcidas por toda la playa en una distancia de cuatro kilómetros. Dos yates, uno de ellos de un príncipe alemán, valorado en cien millones de pesetas, quedaron hundidos.En Alicante capital se ha detectado la posible rotura de los emisarios submarinos situados en la Albufereta. Las escolleras de protección de los espigones de defensa costera situados en las proximidades del Tiro de Pichón han sido desplazadas.

La agricultura, especialmente los agrios de la comarca de Denia, también han sufrido grandes daños.

También los cítricos han sido la parte más afectada del campo en Valencia, según informó nuestro corresponsal Jaime Millás. Según fuentes competentes, entre el 30% y el 50% de la naranja de especie navel ha caído de los árboles por los fuertes vientos, aunque otras fuentes reducen el porcentaje al 10% o 20%. En la provincia de Castellón, medios agrarios aseguraban que más del 70% de la naranja de clase sanguina se encontraba en el suelo.

Las comarcas más afectadas por el temporal han sido La Safor, cuyo centro comarcal es Gandía, y La Ribera, junto al río Júcar. La zona comprendida entre Pinedo y El Perelló, junto al lago de la Albufera, han sufrido graves daños en los productos hortofrutícolas, principalmente la patata y la cebolla. Han quedado inutilizados terrenos dedicados al cultivo del tomate por el alto nivel de salitre que ha penetrado en los campos con el agua de mar, que invadió la franja costera.

Pedro M. de la Cruz informó desde Almería que los agricultores de la provincia estiman sus pérdidas en más de 3.000 millones de pesetas.

Las zonas más afectadas son las del Campo de Dalias, El Ejido, Vícar, Félix y Roquetas, y el viento afectó, sobre todo, a las cosechas de tomate, pimiento, pepino y judía. Fuentes de la delegación de Agricultura han informado que en algunas zonas el viento alcanzó una velocidad de hasta 115 kilómetros por hora; estas mismas fuentes han manifestado que alrededor del 25% de los cultivos bajo plástico han sido dañados.

El viento afectó también a las plantaciones de frutos subtropicales de Granada y causó destrozos en tejados, postes y enseres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de diciembre de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50