Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Funcionarios

Ante las declaraciones realizadas por el ministro de la Función Pública, Martín Retortillo, a Televisión Española el pasado día 24, creernos el colectivo firmante, funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico de Barcelona, que debemos de hacer las siguientes puntualizaciones:1. Las declaraciones del ministro no concuerdan en absoluto con otras manifestaciones hechas por otros altos cargos del Gobierno a los diversos medios de comunicación social en fechas recientes, en las que reconocían que los aumentos de las retribuciones de los fun-

Pasa a página 12

Viene de página 11

cionarios habían quedado en los últimos años desfasadas del resto de los trabajadores. En este punto les da la razón a ellos y, por ende, nos la da a los funcionarios un reciente estudio efectuado por el Banco de España, en el que se manifiesta que la subida de la masa salarial que cubre a los trabajadores de la industria, construcción y determinados servicios se incrementó en el primer semestre del año 1980 en un 16,5%, mientras que a nosotros se nos pretende incrementar solamente un modesto 12,5%, que no alcanza a la masa salarial-bruta, sino al sueldo base, y este último, no alcanza siquiera el salario mínimo interprofesional.

2. No quisiéramos pensar que Martín Retortillo tenga un desconocimiento, si no total, sí parcial, de la situación económica de los funcionarios de la Administración, o que se refiriera solamente a altos cargos de la misma, ya que de otra forma son inconcebibles las declaraciones realizadas sobre la suficiencia del 12,5%.

3. Es posible que el ministro desconozca nuestras retribuciones; quizá podríamos aclararle que un funcionario del organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico, perteneciente a la escala auxiliar, tiene un sueldo base de 19.200 pesetas, y de complementos, 19.797, que, efectuadas las deducciones reglamentarias, se quedan en 33.272 pesetas, y un subalterno tiene un sueldo base de 14.400 pesetas, y de complementos, 19.965, que, efectuadas las deducciones, se quedan en 29.500 pesetas; así será fácil determinar la suficiencia de la subida aplicando el 12,5% al sueldo base y el 0,50% a los complementos.

4. Llevamos mucho tiempo esperando el Estatuto de la Función Pública, sin que hasta la fecha haya salido algo sobre el mismo, y el día que salga, por lo menos, tendremos unas bases donde orientarnos. También esperamos la reestructuración prometida de toda la Administración, y que ninguno de los Gobiernos pasados, por los motivos que sean, ha puesto sus manos en la misma. Calcúlese nuestro estado de satisfacción.

5. En resumen, y para finalizar, creemos que la política del Gobierno en materia de la Administración pública no es la correcta ni idónea que sería de desear, rogando, por tanto, a Martín Retortillo (su voz cantante en dicha materia), así como a los altos cargos que tienen que ver con la misma, que ajusten sus directrices para paliar los problemas en este sector, y por ello pedimos un Estatuto de la Función Pública y las revisiones salariales normales. / y 115 firmas más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de diciembre de 1980