Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos mantienen por tiempo indefinido su postura de huelga

Los bomberos madrileños decidieron ayer, en el curso de una larga asamblea celebrada por la tarde, mantener su actual postura de huelga técnica, en tanto reciban contestación a la contraoferta que la misma asamblea aprobó, frente a los acuerdos a los que habían llegado con anterioridad la representación de los trabajadores del Ayuntamiento y la comisión de personal de la Corporación.La postura mantenida ahora por los bomberos, resultado de diversos matices introducidos en el acuerdo anterior, supone, fundamentalmente, la readmisión del bombero despedido, con el abono de las cantidades que dejó de percibir durante el tiempo que permaneció separado del servicio; el pago, por parte del Ayuntamiento, de las cantidades que les fueron retenidas a los bomberos a partir del momento en que se negaron a lavar los coches, que se forme un cuerpo auxiliar que se encargue, a partir de primero de año, de realizar ese cometido, y que se celebre un referéndum en todos los parque en el que sea sometida a decisión de los trabajadores del cuerpo la permanencia de Jesús de Benito como director del mismo.

Completa los matices introducidos por la asamblea la exigencia de que los bomberos no reciban un trato discriminatorio en el caso de que fueran llamados a declarar ante el juez instructor de un posible expediente disciplinario. Pretenden con ello que la palabra de un capataz, por ejemplo, no haya de ser más válida que la de un bombero, en razón de su categoría.

Acerca del control de las bajas laborales, los bomberos piden que el médico del servicio emita un informe urgente en el que se defina qué enfermedades requieren que el paciente permanezca en su casa y cuáles pueden ser susceptibles de que éste pueda salir de ella, aunque sin tener que acudir al trabajo.

En el caso de que las modificaciones no fueran aceptadas, los bomberos anunciaron su intención de endurecer su actual postura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 1980