Acuerdo parcial en las negociaciones Gobierno-PCE

La reunión que mantuvieron ayer en el palacio de la Moncloa las delegaciones del Gobierno, presidida por el presidente Suárez, y del Partido Comunista de España (PCE) para tratar el tema de la construcción del Estado de las autonomías terminó con un acuerdo parcial. Sí hubo coincidencia en que Andalucía debe alcanzar el techo autonómico previsto en el articulo 151 de la Constitución, pero no lo hubo, sin embargo, en la vía que deberá utilizarse para ello.

Santiago Carrillo, que encabezaba una delegación comunista integrada por los dirigentes de Galicia (Angel Guerreiro), País Vasco (Roberto Lertxundi), Andalucía (Fernando Soto) y Cataluña (Gregorio López Raimundo), dijo, tras la larga entrevista (se prolongó por espacio de cuatro horas), que «parece existir acuerdo en que, sin recurrir al artículo 151, en el fondo y en la forma, es imposible encontrar solución al proceso autonómico andaluz, y con este espíritu la búsqueda de una fórmula para recuperar la participación plena de Almería en el proceso estatutario, no sería difícil».El señor Carrillo valoró las conversaciones como «útiles», y añadió que «el Gobierno no tiene una fórmula muy hecha para solucionar el problema de Almería, pero no es imposible encontrarla». Hay que destacar que el secretario general del PCE no mencionó en ningún momento la «solución Martín-Villa», es decir, la fórmula del artículo 144, que los comunistas rechazan, al igual que los socialistas, por lo que dicho acuerdo final pudiera venir por la modificación de la ley de modalidades de Referéndum.

Sin embargo, el secretario general de UCD, Rafael Calvo Ortega, pareció expresar su desacuerdo con dicha vía, y señaló: «Estas conversaciones no servirán para apartar a la oposición de su intención de defender en el Parlamento la reforma de ley orgánica de Modalidades de Referéndum, pero nosotros somos contrarios a esas proposiciones de ley».

Otro tema de los abordados en la reunión fue la situación del País Vasco, sobre la que Carrillo dijo que es necesario que el PNV se corresponsabilice en la política de orden público, mientras que el dirigente comunista vasco, Roberto Lertxundi, añadió: «El Estatuto de Guernica puede depender de lo que se haga en materia de orden público. No basta con cumplir los plazos relacionados con la policía previstos en el Estatuto», puntualizó, «y hay que tratar el importantísimo tema de Navarra».

Demanda de la TV catalana

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a la autonomía gallega, que también se abordó durante la entrevista, el secretario general del PC gallego habló de tres puntos fundamentales: «El acuerdo entre las fuerzas políticas gallegas tiene que ser escrupulosamente respetado en Madrid, si no nos consideraríamos obligados a cumplir lo pactado», «exigimos el mismo nivel de transferencias que a Euskadi y Cataluña», y «hemos solicitado del Gobierno una atención preferente a la crisis económica que está atravesando la comarca ferrolana».

Gregorio López Raimundo, por su parte, declaró que había insistido en la solución para el problema del paro en Cataluña, ya que, en su opinión, este es un grave tema que puede poner en peligro el desarrollo autonómico catalán. Asimismo, el dirigente del PSUC expuso al Gobierno la necesidad de que se cumplan los acuerdos sobre las emisiones de programas en una televisión catalana. «Ello», afirmó, «daría credibilidad a la política autonómica del Gobierno».

Una vez finalizada esta entrevista, sólo le resta al Gobierno, que en esta ocasión estuvo representado por el ministro de la Presidencia, el secretario general del partido, el secretario de política territorial y el dirigente vasco Jaime Mayor Oreja, reunirse con los dirigentes de Alianza Popular, puesto que en anteriores ocasiones lo han hecho con la Minoría Catalana, el PSOE, los vascos y los andalucistas.

Por su parte, la reunión, que estaba concertada entre las direcciones del PCE y del PSOE, sufrirá un retraso al ausentarse de Madrid Santiago Carrillo para asistir como invitado a los actos conmemorativos de la República Democrática de Corea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS