Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorpresa en Las Palmas por la negativa de atraque al buque científico soviético "Yuri Gagarín"

En medios portuarios y pesqueros del puerto de La Luz ha causado sorpresa la decisión del Ministerio de Asuntos Exteriores español de denegar la autorización de atraque al buque científico soviético Kosmonaut Yuri Gagarin, que desde hace unos días se encuentra fondeado en aguas internacionales próximas a la isla de Gran Canaria, en espera de que, en un segundo intento, se le conceda permiso de entrada en las instalaciones portuarias de Las Palmas.

El Yuri Gagarin es el mayor buque científico del mundo y está adscrito a la Academia de Ciencias de la URSS. Con anterioridad ha visitado este puerto en dieciocho ocasiones, sin que existiera problema alguno para ello. Idéntica negativa se registró en otra ocasión, cuando anunciaron la llegada a Las Palmas otros dos buques científicos soviéticos. Ambos barcos, al carecer de los preceptivos permisos, tuvieron que poner rumbo hacia otros puertos atlánticos.Aunque se barajan varías hipótesis sobre el caso del Yuri Gagarin, algunos observadores políticos no descartan que la negativa de las autoridades españolas esté, de alguna forma, en función de las sesiones de trabajo que en estos días desarrolla en Funchal, capital de Madeira, la asamblea de la Asociación del Atlántico Norte (ATA), próxima a la OTAN. En las citadas sesiones de trabajo se estudia, entre otros temas, el papel estratégico defensivo del triángulo compuesto por los archipiélagos de Azores, Madeira y Canarias.

No obstante, según supo el corresponsal de EL PAÍS en la capital gran canaria, Sebastián Sarmiento, la negativa de atraque al Yuri Gagarin podría estar relacionada con un caso similar ocurrido meses atrás en un puerto del norte de la Unión Soviética, en el que un buque español no fue autorizado a entrar y su tripulación permaneció quince días sin poder bajar a tierra.

La agencia Efe, citando fuentes diplomáticas, informó ayer de que, mientras existan discrepancias de interpretación que den lugar a abusos en algunos puntos del actual convenio de pesca hispano-soviético, las autoridades españolas -no darán facilidades para el atraque a buques oceanográficos de la URSS en los puertos canarios. Y añade que este tipo de buques pueden dedicarse a estudios científicos de los fondos marinos, alzado del litoral y aspectos que interfieren en problemas de seguridad nacional.

Un portavoz de la Oficina de Información Diplomática (OID) aseguró al respecto que, según el vigente convenio de pesca hispano-soviético, existe un cupo de permanencias de buques soviéticos en España y de españoles en la Unión Soviética. Cuando se produjo la solicitud del Yuri Gagarín, el cupo estaba completo, por lo que se denegó el atraque. El citado portavoz indicó que «este hecho no tiene la mayor trascendencia».

En sectores portuarios de Las Palmas se estima que el paso de las flotas científica y pesquera de la URSS deja en la capital grancanaria unas ganancias de más de diez millones de pesetas anuales.

Las autoridades españolas han decidido desautorizar también la entrada en el puerto de Las Palmas de otros tres buques científicos soviéticos. Los tres barcos, el Pavel Velyaev, el Academic VIadimir Korolov y el Academic Vladimir Voskov, que tenían previsto arribar a Las Palmas en los próximos días, han cambiado el rumbo hacia otros puertos extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 1980

Más información

  • Una reunión en Madeira sobre la Alianza Atlántica, probable causa