Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contactos entre los disidentes del PC afgano y los rebeldes

Islamabad (Kabul)

Varios dirigentes de la facción Jalq del Partido Democrático del Pueblo (comunista), opuesto a la facción Parcham encabezada por el presidente afgano Babrak Karmal, han entrado en contacto con los «rebeldes » musulmanes, según informó la resistencia afgana.Un portavoz del movimiento de resistencia Hezbi Eslami declaró que dirigentes de la facción Jalq intentaban obtener ayuda de los «rebeldes» musulmanes y les habían propuesto organizar conjuntamente la lucha contra los miembros de la facción rival Parcham, que les han desplazado recientemente del poder,Teniendo en cuenta que «un comunista sigue siendo siempre un comunista», los «rebeldes» musulmanes se negaron a ayudar a los miembros del Jalq, declaró el portavoz. El reajuste ministerial de la semana pasada parece ser un éxito para el presidente Babrak Karmal, que ha logrado convencer al Kremlin de que convenía deshacerse del Jalq, declararon a la agencia France Presse expertos gubernamentales en Kabul.

Estos cambios ministeriales, que fueron efectivos ayer, han suscitado numerosas reacciones, incluso enfrentamientos callejeros, entre las facciones Jalq y Parcham. Los ministros afganos miembros de ambas facciones han colocado a sus propios milicianos ante la puerta de sus casas, para protegerse, tras el asesinato, el lunes, del viceministro de Educación. En cambio, rumores sobre asesinatos de una serie de ministros o su detención han quedado desmentidos.

Por otra parte, la situación de la agricultura plantea numerosos problemas en Afganistán, ya que las autoridades «no pueden resolverlo toda a la vez», afirmó ayer el diario soviético Komsomolskaya Pravda. Numerosos campesinos, señala el diario, no participan en las cooperativas o todavía no han recibido tierras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 1980