Toneladas de basura abandonadas en Irún pueden constituir un foco de infección

Varias toneladas de basura permanecen abandonadas en la estación de Renfe de Irún, como consecuencia de la huelga que mantienen desde hace dos semanas los 85 trabajadores de la empresa Limpiezas Fontana, SA, concesionaria del servicio de adecentamiento de las instalaciones. La delegación local de Sanidad ha denunciado la situación ante el ayuntamiento, considerando que la acumulación de desperdicios puede llegar a constituir un foco de infección de graves consecuencias.La huelga de los empleados de Fontana comenzó el pasado día 18, para obligar a la empresa a aceptar la negociación de un convenio colectivo en el centro de trabajo de Irún. Los huelguistas reclaman un aumento salarial de 4.000 pesetas mensuales, mejoras en las condiciones de trabajo y medidas que garanticen la seguridad e higiene. Los salarios actuales, según fuentes de los trabajadores, se sitúan en torno a las 29.000 pesetas, por una jornada de siete horas diarias, incluidos los festivos y algunos domingos.

Para evitar consecuencias negativas desde el punto de vista sanitario, los trabajadores de Fontana han aceptado que los servicios competentes realicen una operación de desinfección antes del sábado, fecha en la que se espera un intenso tráfico internacional por la estación de Irún.En la Delegación de Trabajo de San Sebastián, representantes de la patronal, expresamente trasladados desde Madrid, negocian con los trabajadores de Irún la solución del conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de julio de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50